Sabores de Filipinas

El Nido, Palawan

Hace unas semanas tuve la gran suerte de poder ir a Filipinas de vacaciones. Como tan sólo disponía de una semana no pude visitar todas las islas que hubiera querido así que me centré en Palawan y más concretamente en la zona de El Nido.

Si os interesa viajar por esa zona os recomiendo encarecidamente el blog de viajes Vukuma, que son amigos míos viajeros profesionales que estuvieron varios meses viajando por esa zona a principios de este año. Nosotros seguimos muchos de sus consejos y disfrutamos al máximo de este paraíso.

tour B Caera  Tour A Caera Nido

caera_tours  Tour_B_Caera

Caera Tours

Casi cada día emprendíamos rutas en barco con Caera. Por unos 20€ por persona te pasabas el día visitando playas recónditas e islotes de ensueño con un grupo reducido de turistas. Casi siempre éramos los únicos españoles. La gran mayoría de turistas allí son Filipinos también. Así que muy bien por su turismo nacional.

Una de las cosas que más me gustó de Caera, además de la tripulación que era majísima, es la deliciosa comida que servían cada día. A veces hacíamos la barbacoa en el mismo barco y a veces en la playa bajo la sombre de alguna cabaña o palmera.

berenjenas brasa  fruta tropical

mejillones vapor  gambas_cocidas

El buffet era de lo más variado y gran parte eran alimentos frescos a la brasa: calamares, pescado, berenjenas, pollo, cerdo…También había siempre ensalada, mejillones al vapor, gambas cocidas y arroz blanco.

ensalada pepino  calamar a la brasa

pescado a la brasa  pollo a la brasa

Para acabar siempre había una gran bandeja de fruta tropical. Desde luego yo no he tomado mejores mangos en mi vida. Si tuviera que destacar algo en cuanto a comida tendría que decir que los mangos me volvieron loca. Aunque las berenjenas a la brasa con el picadillo de tomat y cebolla también están en el podio.

buffet caera tours  berenjenas a la brasa con picadillo de tomate

sobremesa en el paraiso

Playa las Cabañas

Uno de los días en vez de hacer tour en barco nos fuimos el repostero caprichoso y yo a la Playa conocida como “Las Cabañas”. Se llama así porque ahí está el resort con ese nombre. Para mí esta es la playa más impresionante y paradisíaca en la que he estado. Me he tenido que reprimir para no poner veinte fotos solo de esta playa.

cabanas_elnido  view from cabanas restaurant

pollo a la brasa  pancit verduras

Aquí tenéis solo dos. Una de ellas es la vista que teníamos desde nuestra mesa en el restaurante del resort, que está en la misma playa. Yo tomé un plato típico de allí, el pancit de verduras, que son como unos tallarines/stir fry “a la Filipina”.  El repostero se pidió el pollo a la brasa que estaba realmente sabroso también.

Disfrutamos enormemente de este almuerzo tan delicioso en un enclave inmejorable.

Atardecer en el República Sunset Bar

Después de un día en nuestra playa favorita fuimos a un sitio que nos recomendaron nuestros amigos, el República Sunset Bar. ¿Quién nos iba a decir a nosotros que íbamos a tomar tapas españolas en el Nido?

vistas desde republica

En principio fuimos a este bar a presenciar la puesta de sol con un buen cóctel en la mano. Pero claro, una cosa llevó a la otra y al final acabamos pidiendo algo de picar.

maitai en republica sunset bar

Probamos las bravas y los calamares. Se nota la calidad de los ingredients y el saber hacer de su cocina. Aunque los calamares los puedes encontrar en bastantes sitios de El Nido los del República son excepcionales. Con la cantidad justa de harina y frescos a más no poder. Nada de calamares a la romana. Estos son “a la andaluza”, fritos como haríamos nosotros mismos.

Las bravas también estaban sorprendentemente buenas. Aunque ya sabéis que a nosotros nos gustan las bravas con salsa con base de tomate y muy picantes. Estas no eran así. Eran más parecidas a las que encuentras en los bares de Barcelona (de alioli con pimentón). Pero aún así nos supieron a gloria. Creo que el secreto de su éxito es el corte de la patata.

bravas en republica bar  calamares en republica sunset bar

Este bar está regentado por dos españoles. Nosotros conocimos a uno de ellos, Pepillo, de Valencia. Un joven con mucho que contar. Ha vivido en casi todos los continentes y se ha sabido buscar la vida para montar este negocio con pasión, con orgullo y sobre todo con mucho arrojo y cariño. Su equipo forma parte de su proyecto y eso se nota en la buena disposición de todos los empleados así como en el buen ambiente que ser respira en el pequeño local.

Ni qué decir tiene que las vistas y, por supuesto, el atardecer son espectaculares.

puesta de sol

La noche en El Nido Town

Bueno y ¿qué más cosas se pueden hacer en El Nido? Pues en el pueblo como tal hay muchos locales donde te hacen masajes y de ahí también salen muchos grupos de submarinistas a hacer distintas excursiones. Pero sea lo que sea lo que hayas hecho durante el día, por la noche la mayoría de los turistas nos encontramos en uno de los numerosos bares y restaurantes locales.

El_Nido_Town  atardecer el nido town

En casi todos los bares hay música en vivo cada noche y hay un ambiente playero muy relajado. Aunque también hay discotecas más cañeras para los más fiesteros.

Sea Slugs

Este fue el primer restaurante al que fuimos. Estaba lleno de filipinos así que intuimos que tenía que estar bien. Yo me tomé mi bebida habitual de este viaje: el daiquiri de mango.

sea slugs El Nido  adobo de cerdo

Para comer pedimos langostinos con salsa de ajo y mantequilla para mí y adobo de cerdo para el repostero caprichoso. El adobo no estaba demasiado bueno para mi gusto. Creo que porque noté que el cerdo no estaba del todo fresco. Eso sí los langostinos estaban en su punto y, si vais, tenéis que pediros la langosta o el cangrejo. ¡Me quedé con las ganas! Pero es lo que pedía todo el mundo allí. Además de precio estaba muy bien este sitio.

Pukka Bar

Este es nuestro bar favorito. Un ambiente reggae relajado, Buena comida, Buena bebida y al ladito de nuestro hotel. Además hacen happy hour.

pukka bar reggae  balcon del pukka bar

La primera vez que fuimos no hicimos fotos. Se fue la luz y estuvimos comiendo a la luz de las velas. Muy romántico, la verdad. Esa primera vez tomamos alitas de pollo, costillas y yo volví a pedir adobo. Esta vez de pollo. ¡Wow! Me encantó. Lo trajeron en una cazuelita que iba llenita hasta arriba de pollo y verduras con una salsa ligera y sencilla.  Se acompañaba con  arroz blanco.

hamburguesa de pollo

La segunda vez que fuimos era nuestra última noche en El Nido. Tendríamos que habernos pedido comida Filipina pero se nos antojó una hamburguesa. Nos sirvieron esta de pollo que a mí me gusto mucho. Me sorprendió que el pan fuera integral. De hecho era casero.

Mezzanine

Otra de las noches se nos antojó pizza. Lo sé. Somos unos guiris totales. Pero como cada día desayunábamos y almorzábamos comida filipina a veces por la noche cometíamos algún pecadillo con la cocina occidental.

Este restaurante tenía buenas recomendaciones en TripAdvisor y además tenía una pinta buenísima. Eso sí, por la pinta también sabíamos que iba a ser caro pero dedidimos darnos el capricho.

cuatro quesos mezzanine  pizza calzone mezzanine

banana split

Pedimos pan de ajo con romero, una pizza cada uno y un postre. Yo me pedí una calzone que estaba muy Buena y que además era enorme. El repostero caprichoso se pidió una cuatro quesos (una de sus favoritas) y también disfrutó mucho. De postre tomamos un banana split que iba acompañado de helado de café. No me esperaba el sabor a café pero me sorprendió favorablemente.

batido sandia

Para beber tomé un delicioso batido de sandía. Durante vuestra estancia en Filipinas no dejéis de tomar su variada fruta tropical desde luego es extraordinaria. Yo a la vuelta como no me podía llevar fruta fresca conmigo opté por llevarme varios paquetitos de fruta deshidratada. ¡Nada que ver con la que compramos aquí!

Sabores locales

Finalmente os hare un resumen de de los sabores más destacados de mi estancia en el Nido. Como acabo de comentar arriba: fruta, fruta, fruta. Encontraréis jugosos mangos y papaya. Fresca sandía y coco. La piña, no sé por qué, era más difícil de encontrar.

preparando cocos  coco con ron

Coconut master  seven comandoes beach

Pero vamos que el coco lo encontráis fácil sobre todo el agua de coco. Más local imposible. Lo pillan de las palmeras de la misma playa, lo abren y…¡Para dentro ron! Que sepáis que en Filipinas producen su propio ron, el Tanduay. Por supuesto no es Ron Zacapa pero bueno después de un día entero de barco y playa un coco fresquito con on poquito de este brebaje no sienta nada mal.

El resto de sabores ya los he ido mencionando: el guiso llamado adobo, los tallarines (pancit o pansit), el pescado a la brasa, el marisco en salsa de ajo y mantequilla y seguro que más de algún otro plato y especialidad que me dejo en el tintero.

Lo último que tome antes de volver a España fue camote frito (o boniato, o batata como lo conocemos por aquí) y suman, un pastel de arroz que se ha cocido en leche de coco y que se sirve envuelto en hojas de palma. El sabor entre dulce y salado y la textura suave y casi cremosa del suman me encantó.

camote frito  suman

suman arroz leche coco

Bueno espero que hayáis disfrutado de este viaje culinario tan exótico. Si alguna vez tenéis la oportunidad de visitar esta isla…¡No lo dudéis! Para mí es un viaje que recordaré siempre.

Patatas bravas

Sé que el tema de las patatas bravas es muy polémico: diversidad de opiniones sobre el punto y el corte de la patata, sobre el nivel de picante, sobre la inclusión o no de tomate…Para gustos, colores.

Esta receta es para preparar las bravas como nos gusta al repostero caprichoso y a mí, es decir crujientes por fuera y suaves por dentro. Y por supuesto, con bastante picante. Nada de alioli con pimentón, vaya.

Esperamos que os gusten.

Ingredientes:
–  10 patatas pequeñas.

– 4 dientes de ajo.

– 1 cebolla grande.

– 1 cucharadita y media de pimento.

– 2 cucharaditas de comino

– 1 alegría riojana

– 200 gr. tomate frito casero

Receta para 2 raciones abundantes

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Primero lava muy bien las patatas y ponlas a hervir con una pizca de sal. Las puedes pelar, si quieres, antes de cocerlas. A nosotros nos gustan con la piel ya que tienen más nutrientes.

patatas baby  patatas a hervir

Mientras se van cociendo ve preparando la salsa. Pela los ajos y prepara la cebolla en juliana. En una sartén antiadherente vierte un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente echa los ajos. Cuando éstos estén doraditos añade la cebolla.

ajos  dorando ajos y cebolla

con comino  con pimenton

Cuando la cebolla esté ligeramente rehogada añade el comino y el pimentón. Mézclalo todo bien y al cabo de unos minutos añade la alegría. En la foto veréis 2. Eso es porque a nosotros nos gusta la salsa muy picante. Sin embargo recomendamos echar sólo una. Las alegrías son unas guindillas de la Rioja que se venden en conserva. Aquí podéis haceros con ellas. También las tienen en conservas.com.

con manzanilla  con alegrias

con tomate frito ecologico  salsa reducida

Si no os apetece utilizar las alegrías podéis añadir un par de guindillas secas. Si tenéis chipotles en conserva, también podéis sustituir las alegrías por chipotles. Podéis echar 2 sin problemas ya que pican menos que las alegrías y su sabor ligeramente ahumado le dará un toque muy especial a la salsa.

A continuación añade el tomate frito. Si es casero, mejor. Si no, que sea idealmente de bote de cristal y si puede ser ecológico pues ya sería perfecto. Tapa la sartén, pon el fuego al mínimo y deja que todo se mezcle y haga chup chup durante unos 20 minutos.

salsa batida  salsa brava

Transcurrido ese tiempo bate la salsa para que quede suave y sin grumos. Pruébala y corrígela de sal. Si te ha quedado demasiado picante, échale un poco más de tomate. Aunque cuanto más tomate, menos notarás los sabores de la alegría, el pimentón, los ajos, el comino, etc…Así que mejor si no te arriesgas demasiado con el picante. Tú mismo.

patatas listas para freir  troceando patatas

friendo patatas  patatas fritas

A estas alturas las patatas ya se habrán cocido. Es importante que en cuanto veas que las patatas están hechas, las escurras y las dejes enfriar. Por eso para cuando la salsa esté lista, las patatas también lo estarán. Tan solo habrá que freírlas en abundante aceite de oliva. Al sacar las patatas colócalas en una fuente cubierta por papel de cocina para que éste absorba el aceite sobrante.

calentando salsa  calentando bravas

Ya sólo queda la presentación. Al repostero caprichoso (y esta es receta suya) le gustan con abundante salsa así que lo que hace es que calienta la salsa en una sartén y añade ahí las patatas fritas. Lo mezcla todo bien de modo que quedan empapaditas de salsa.

patatas muy bravas

Y…Voilà! Patatas Bravas de Capricho. Yo que soy un pelín más discreta con la salsa las presento como veis abajo, con un salpicadito de salsa. Cada uno haced lo que os guste más. Además la salsa sobrante la podéis congelar.

patatas gajo fritas  salsa patatas bravas

patatas bravas

Zumo tropical digestivo

Este es uno de mis zumos favoritos. La receta me la dio Jesús, mi homeópata hace un año y medio y desde entonces suelo desayunar o merendar este zumo cada semana. Yo os recomiendo que lo hagáis también. Y es que las frutas que contiene son la bomba.

Por ejemplo la papaya. Es una fruta especialmente indicada para ayudar en temas digestivos. Contiene mucha fibra y papaína, una enzima que ayuda con las digestiones difíciles, en casos de úlcera, extreñimiento, etc.

Lo mismo ocurre con la bromelina de la piña, otra enzima que ayuda a disgregar las proteínas y favorece la digestión. Y es que la piña es una de las frutas más saludables. No sólo es altamente digestiva sino que es diurética y antiinflamatoria. Perfecta para personas que retienen líquidos o con problemas de circulación.

Este zumo incluye también pomelo, un cítrico con bajo contenido calórico (como la piña) que además actúa favorablemente sobre los niveles de insulina, una hormona relacionada con la acumulación de la grasa corporal. Esta fruta contiene muchos principios depurativos que ayudan a fortalecer al organismo. Además entre los antioxidantes que contiene encontramos bioflavonoides capaces de mejorar la circulación.

Así que este zumo está cargado de vitaminas, minerales y antioxidantes (betacarotenos de la papaya y las frambuesas, ácido fólico del pomelo y las frambuesas, vitamina C…). Encontramos vitamina C en grandes cantidades por la papaya, la frambuesa y el pomelo. Además en el pomelo, esta vitamina C está acompañada por casi 40 principios antioxidantes que permiten que el organismo la aproveche al máximo.

Las frambuesas, además, son ricas en potasio, magnesio y en vitamina B7. Esta vitamina permite que el cuerpo utilice el ácido fólico correctamente mejorando así la salud de la piel, las uñas y el pelo.

¿Qué más razones necesitáis para incorporar este zumo en vuestra dieta? Conseguiréis mejores digestiones, retraso del envejecimiento…Además de ser especialmente  bueno para las embarazadas por el ácido fólico que contiene y también para los fumadores y grandes bebedores de alcohol por su alto contenido en vitamina C.

Ingredientes

– 1/2 piña

– 1/2 papaya

– 2 pomelos

– 1 puñado de frambuesas

Tiempo de elaboración: 10 minutos

Receta para 3 personas

Como todos los zumos la elaboración es sencilla. Quítale las semillas a la papaya. Pélala y trocéala.

papaya  papaya partida

papaya troceada  media piña

A continuación haz lo mismo con la media piña. Pon todos estos trozos en el vaso de la batidora (o smoothie maker). Ahora haz zumo con los pomelos. La receta original (y lo ideal) es con pomelos. Yo suelo usar el rosa. Pero a falta de ellos puedes utilizar otro cítrico como la naranja o el limón. Si usas limón, rebájalo un poco con agua.

piña partida  naranjas

zumo naranja   fruta

Yo este zumo lo hice en casa de mis padres y como no tenían pomelo utilicé naranjas.

Una vez tienes los trozos de papaya y piña en la batidora, añade el zumo y mézclalo todo bien hasta que la textura sea completamente suave. Es muy desagradable encontrarse grumos en este zumo, sobre todo porque cuando la piña no se ha batido correctamente los “grumos” son como hebras, ya que así es su textura original. Así que a tope con la batidora.

zumo papaya piña  zumo papaya

frambuesas

En la receta original que me dio mi homeópata el “topping” o aderezo final son granos de granada. Cuando esta fruta está en temporada eso es lo que hago. Cuando no utilizo alternativas como frambuesas, en este caso, o fresas.

zumo tropical

Fuentes:

http://www.botanical-online.com/papayaspropiedadesalimentarias.htm

http://www.natursan.net/semillas-de-papaya-beneficios-y-propiedades/

http://www.botanical-online.com/pina.htm

http://www.ecoagricultor.com/propiedades-nutricionales-y-medicinales-de-la-pina/

http://www.botanical-online.com/propiedadespomelos.htm

http://www.efesalud.com/noticias/las-virtudes-del-pomelo/

http://www.botanical-online.com/propiedadesframbuesas.htm

http://frutas.consumer.es/frambuesa/

Flamenquines cordobeses

Tal y como avancé en mi post sobre mi visita a Córdoba, aquí tenéis la receta de los flamenquines cordobeses. Podéis debatir si es la más tradicional o no pero os diré que es la receta de mi madre y que es bastante auténtica. A ella le salen riquísimos y con un poco de práctica a vosotros también os saldrán deliciosos.

En Andalucía los flamenquines son la “tapa de oro” cuando vas a bares con niños. Es una apuesta segura con los más pequeños (y con los carnívoros más adultos también). Espero que os gusten.

Ingredientes

– 12 filetes finos de cinta de lomo de cerdo.

– 12 lonchas finas de jamón serrano

– 2 dientes de ajo

– Perejil fresco

– Queso tierno

– 1/2 vaso de manzanilla

– Aceite de oliva virgen extra

– Sal y pimienta

– Harina

– 1-2 huevos

– Pan rallado

Tiempo de elaboración: 1 hora (más 1 hora de reposo)

Receta para 6 personas

Pela los 2 dientes de ajo y pícalos. Lava y pica el perejil también. Ahora ponlo todo en un mortero y machácalo bien.

ajos  majando ajo

perejil  perejil picado

Cuando el majado esté listo, vierte un poco de manzanilla o cualquier otro vino blanco seco y reserva esta mezcla.

perejil y ajo  majado ajo y perejil

A continuación procede a aplastar todos los filetes. Es importante que los aplastes bien porque así se harán más fácilmente quedando doraditos por fuera y hechos por dentro cuando los frías. Además así obtendrás flamenquines  más grandes.

filete lomo  filete machacado

Para hacerlo yo los pongo entre 2 capas de plastic film y los machaco con una maza de carne o, en su defecto, con un rodillo sobre una superficie firme y estable.

filetes aliñados  filete lomo con jamon serrano

lomo jamon queso  enrollando flamenquin

Una vez aplastados todos los filetes, salpiméntalos y úntalos con la mezcla de ajo y perejil. Ya puedes montar los flamenquines. Primero cubre el filete con el jamón. Después pon el queso, que previamente habrás cortado a tiras, en un extremo. Yo te recomiendo que pongas más queso del que aparece en la foto de arriba. Yo me quedé corta.

Ahora tan sólo tienes que enrollarlos de forma que queden bien apretados. Para que se mantengan así puedes utilizar palillos. Yo utilicé 2 palillos que partí en dos, de forma que estaban fijos por 4 puntos distintos.

flamenquines listos para empanar

 

Seguidamente hay que dejar los flamenquines reposar en el frigorífico durante al menos 1 hora para que se asienten y sobre todo para que la carne adquiera un poco de sabor del ajo, perejil y manzanilla.

Transcurrido este tiempo sácalos del frigorífico y procede a empanarlos. Pásalos primero por harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado.

huevo  pan rallado

empanando flamenquines

Cuando vayas a freírlos asegúrate de que el aceite de oliva no está excesivamente caliente porque si no se quemará el empanado y quedarán crudos por dentro. Conforme los vayas friendo, colócalos sobre una fuente que esté cubierta en papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Finalmente sírvelos con mayonesa o alioli y como guarnición puedes poner patatas y pimientos verdes fritos.

flamenquines caseros

Que sepas que también puedes rellenarlos de huevo duro en vez de queso. Yo si lo rellenara de jamón y huevo duro, los serviría con un poco de salmorejo en vez de mayonesa o alioli.

¡Que aproveche!

Espaguetis a la Puttanesca

Los que seguís este blog de forma regular ya sabéis que adoro la comida casera hecha con productos frescos, de temporada e idealmente de proximidad. Y también sabéis que adoro a Jamie Oliver.

Así que cuando me propuse aprender a hacer la salsa puttanesca acudí a las redes, investigué y no pude más que rendirme ante Jamie una vez más. Su receta fue la que más me gustó así que la seguí prácticamente al pie de la letra.

Lo bueno de esta salsa es que la puedes preparar si viene alguien a comer por sorpresa y no has hecho la compra porque casi todos los ingredientes son de conserva. Yo elegí la receta de Jamie Oliver, entre otras razones, porque él añadió hierbas frescas y el tomate también es fresco. Sin embargo, si no disponéis de estos “lujos”, podéis utilizar hierbas frescas y tomate en conserva. Cuando mejor calidad tenga el tomate, mejor.

Es una receta fácil, rápida y resultona.

Ingredientes:

– 4 dientes de ajo

– 1 chile rojo

– 2 puñados de tomates cherry maduros

– 1 puñado de aceitunas negras sin hueso

– 1 puñado de alcaparras

– 4-5 filetes de anchoa

– Hierbas frescas (perejil y albahaca)

– 1/2 limón

– 1 terrón de azúcar

– 1 poco de parmesano

– 500 g. de espaguetis

– Aceite de oliva

– Sal

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Receta para 4 personas

Empieza por preparar todos los ingredientes. Pela y pica los dientes de ajo. Lava y pica la guindilla. Yo había pensado poner 2-3 guindillas porque me gusta la comida muy picante pero en cuanto me di cuenta de lo picante que era esta variedad (creo que son los “bird’s eye”, los tailandeses), le puse solo 1,5 y, por supuesto, sin pepitas.

ajos  ajos pelados

guindillas rojas  tomates cherry

Cuando has picado el chile, lava los tomates y pártelos por la mitad. Pica las aceitunas, las anchoas y las hierbas también.

A continuación empezamos a cocinar. Pon a hervir agua con sal y un chorrito de aceite de oliva. Cuando hierva añade los espaguetis y deja que se cuezan según las instrucciones del paquete. Si no es pasta fresca, normalmente tardará unos 15 minutos en hacerse.

tomates cherry por la mitad  aceitunas negras

aceitunas picadas  perejil albahaca picados

Mientras tanto ponte con la salsa. En una sartén grande y, a ser posible antiadherente, vierte un buen chorro de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente añade el ajo y cuando éste esté doradito, añade el chile y las anchoas. En las fotos se ve la cantidad exacta que eché. Sin embargo en la lista de ingredientes de arriba he puesto más cantidad de la mayoría de los ingredientes para obtener suficiente salsa para 4 personas.

Ten el fuego medio-bajo para que no se te queme el ajo.

dorando ajo picado  filetes de anchoa

sofrito ajo chile anchoas  alcaparras

Verás que las anchoas se desharán en la salsa. Esa es la idea. En seguida añade las aceitunas, las alcaparras, los tomates cherry y un chorrito de agua. Tapa la sartén y deja que se haga durante unos 5-6 minutos.

 sofrito con aceitunas y alcaparras  tomates a la sarten

hierbas y azucar  con zumo limon

Cuando pase ese tiempo destapa la sartén y añade el cubito de azúcar para corregir la acidez del tomate. Incorpora también las hierbas frescas y deja que se haga un poco más al chup chup (fuego lento) durante otros 5 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo prueba la salsa y corrige de sal y/o azúcar. Como toque final añade un chorrito de limón recién exprimido.

salsa putanesca  pasta a la puttanesca

Y, ¡ya está! Sólo queda emplatar. A mí me gusta ponerle un poco de parmesano recién rallado por encima. Recordad que la pasta (y sobre todo esta) hay que comerla recién hecha y al instante. Si no se enfría y ya no es lo mismo. Buon appetito!

espaguetis a la puttanesca

Córdoba gastronómica: Garum 2.1

Córdoba es tan bonita que se merece todas las canciones y poesías que se han escrito sobre ella. Yo aquí os deleito con esta que encontré en la red.

Paseando por tus calles,
me requiebran tus naranjos,
tu mezquita hermosa y enhiesta,
con ese olor a otros tiempos,
tiempos memorables ya pasados.
Poco más allá la judería,
por la que tantas veces me perdí
callejeando hasta encontrar la plaza perfecta,
para escribirte a ti mi bella ciudad, estos versos.
Córdoba cuna de guerreras gentes
y sabidurías claras; atiendes al extranjero,
y das cobijo a tu prójimo.
Cuna de culturas, de Sénecas,
Maimonides, Alhakenes, Duques de Rivas,
Góngoras y tantos otros que mi cabeza olvida.
…Sigue aquí: Poesía de Felipe Evaristo Gómez Pescador

entrada mezquita  catedral mezquita

Y es que además de bonita, histórica y acogedora, Córdoba se caracteriza por su gran gastronomía. El repostero caprichoso y yo sólo íbamos a pasar una noche y  nos costó mucho elegir a dónde íbamos a comer esos dos días.

Al final optamos por una opción clásica, el Bodegas Campos, y una opción más moderna, el Garum 2.1. Nos quedamos también con las ganas de probar la Casa Pepe de la Judería, el Churrasco, y muchos sitios más pero apuntados quedan para la próxima vez.

celosia mezquita  cupula mezquita

El Garum 2.1. me llamó la atención por sus tapas y sobre todo porque tienen huerto propio (y además orgánico). Además, todo sea dicho, han ganado varios premio, como los “Porsche gourmet”, entre otros.

garum galardonado

Nosotros elegimos algunas de estas tapas y postres que fueron galardonados aunque los platos más típicos para pedir en este restaurante son el salmorejo, la mazamorra, las ensaladas y el cochifrito.

barra garum cordoba  interior garum cordoba

La verdad es que desde fuera no es un local por el que yo me hubiera interesado, así a primera vista. Sin embargo como tiene tan buenas recomendaciones en todos los foros, tenía claro que había que entrar. Y allí fuimos.

Por dentro se nota que los dueños han hecho un esfuerzo en el interiorismo aunque yo tengo gustos un poco más sencillos y minimalistas. Igualmente el local es acogedor y los camareros son amables.

En cualquier caso lo importante aquí es la comida y la verdad es que no quedé decepcionada. De entrada probamos las patatas TNT que se hacían con chiles de su huerta y nos aseguraron que eran muy, muy picantes. Estaban deliciosas. Al repostero caprichoso y a mí nos encantan las patatas bravas de verdad (las que pican) y éstas eran originales y espectaculares. ¡Sólo aptas para amantes del picante!

Las salsas nos parecieron muy auténticas y nos recordaron a México. Era una mezcla de dos salsas. Una verde que podría estar hecha con un chile verde jalapeño o serrano y una salsa roja que podría haber estado hecha con chile chipotle y habanero. El topping de chiles de su huerto no son pimientos de padrón, pican casi como habaneros, así que, cuidado (sobre todo si te los comes enteros, con pepitas) .

También probamos las berenjenas con miel. Para mi gusto tenían demasiada masa. A mí me gustan más las berenjenas fritas con muy poquita harina pero la miel estaba muy buena.

patatas muy bravas  berenjenas a la miel de caña

chicharrones cerdo  ensalada de huerta propia con pollo en escabeche

Después trajeron el cochifrito y la tapa de ensalada. Todo el que nos conozca sabrá que el cochifrito era para el repostero y la ensalada para mí. Pues a él le encantó su tapa. Eran como torreznos de textura crujiente pero a la vez suave por su lenta cocción antes de ser frito. Y, dato importante, no estaba salado en exceso como a veces suele pasar con los torreznos.

La ensalada de pollo escabechado con fruta en almíbar y queso de cabra me volvió loca. Había una perfecta armonía con todos los ingredientes. Ninguno predominaba. Ya sabéis que a veces cuando pedimos ensaladas con queso de cabra, el queso suele tomar demasiado protagonismo y la ensalada se vuelve pesada. En este caso no era así. Se podía apreciar la frescura absoluta de la lechuga de su huerto propio, el dulzor de la fruta…Como decoración en el plato tan sólo pusieron unas gotas del aliño y unos granos de granada, que estaba en temporada cuando fuimos.  Presentación sencilla pero cuidada. Como a mí me gusta. Además el pollo estaba jugoso y sabroso. Una ensalada, sin duda, para repetir.

huevos rotos con jamon y lomo  churro relleno de rabo de toro con chocolate a la taza

Un plato que le gustó mucho al repostero fue el secreto ibérico porque venía con huevos rotos, jamón y patatas fritas. Básicamente todo lo que le gusta en un mismo plato. Estaba rico y jugoso y era un buen corte de cerdo aunque me pareció que había poquita carne. Esta tapa es ideal para paladares más clásicos.

Finalmente probamos una de las tapas galardonadas, el churro con chocolate. Se trata de un rollito crujiente hecho con pasta filo y relleno de deliciosa carne de rabo de toro. El sabor de la carne era intenso y exquisito. Y al mojarlo en el chocolate a la taza el sabor final adquiría un matiz exótico que también me recordó a México (al mole).

cremoso de queso de cabra con reduccion de tocino de cielo  brownie garum cordoba

Finalmente probamos los postres. El que más nos gustó fue el cremoso de queso de cabra en salsa de tocino de cielo. Nos encantó la textura, la presentación y por supuesto el sabor. Yo me pedí un postre de chocolate que sé que me gustó pero sinceramente no recuerdo el nombre. Era similar a un brownie y se servía con helado de tocino de cielo, si mal no recuerdo. A mí me gustó mucho aunque el postre cremoso de queso de cabra me pareció aún más exquisito.

Pasamos un rato estupendo en este céntrico y moderno restaurante y el coste final no llegó a 60€ (incluyendo una botella de vino y una botella grande de agua). No me pareció mal por la cantidad de cosas que probamos y la calidad del producto.

entrada mozarabe  arcos mezquita

Más adelante os hablaremos de nuestra experiencia gastronómica en el restaurante de Bodegas Campos y os daremos la receta del mítico flamenquín cordobés.

Magdalenas de jengibre y limón

Donde más jengibre he tomado ha sido en mis viajes a Inglaterra. Allí lo tomé en forma de brebaje, la mítica infusión “ginger-lemon” y en forma de galletas. ¡Me encantó su sabor exótico y ligeramente picante!

Para mí todo lo que lleve jengibre tiene un golpe característico de sabor que me encanta. Eso sí, es un ingrediente que no deja indiferente por su sabor tan potente. O lo adoras, o lo odias. Yo lo adoro.

Esta receta es del portal “Simply Recipes” y la hemos seguido al pie de la letra.

Ingredientes:

  • 700 gr. de harina
  • 1 cucharada de levadura
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de sal
  • 150 gr. de jengibre fresco
  • 1 limón
  • 250 g.r de azúcar
  • 10 cucharadas de mantequilla
  • 2 huevos
  • 350 gr. de yogur griego
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón (para el sirope)
  • 250 gr. de azúcar (para el sirope)

Tiempo de elaboración: 1 hora

Receta para 12 magdalenas

Empieza por precalentar el horno a 190º. Mientras se va calentando mezcla todos ingredientes secos menos el azúcar: la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.

harina bicarbonato sal levadura

Ahora pela y trocea el jengibre. Con la ayuda de un pelador (si tienes) quítale toda la piel al limón y resérvala. Intenta no cortar la parte blanca, ya que amarga. Corta la piel en trozos y métela junto con el jengibre y con unos 60gr. del azúcar en una picadora.

jengibre fresco  limon

jengibre troceado  piel limon y jengibre

Te debe quedar una especie de pasta muy aromatica.

con azúcar  pasta jengibre limon azucar

A continuación mezcla en un bol grande la mantequilla y el resto del azúcar. Cuando la mezcla ya esté suave, añade primero un huevo y después otro. Asegúrate de que bates bien el primer huevo antes de agregar el Segundo.

margarina  azucar

huevos  azucar moreno y margarina

Seguidamente incorpora la pasta de jengibre y limón y mezcla bien. Añade la mitad de los ingredientes secos y un tercio del yogur. Mézclalo todo cuidadosamente. No apliques demasiada fuerza y no uses varillas eléctricas. Ahora agrega el resto de ingredientes secos y el segundo tercio del yogur.

con huevo  con ginger lemon paste

con mezcla seca y parte yogur  masa magdalenas

Vuelve a mezclarlo todo cuidadosamente hasta conseguir una textura uniforme pero no batas demasiado la mezcla. Finalmente añade el resto del yogur con un movimiento lento y envolvente.

resto de yogur  masa magdalenas lista

moldes magdalenas engrasados  magdalenas listas para hornear

Llegó el momento de preparar los moldes. Engrásalos ligeramente con un poco de aceite de oliva. Distribuye la mezcla en los 12 moldes y mete la bandeja al horno hasta que estén bien doraditos. Tardarán unos 25-30 minutos en estar listos.

Siempre puedes hacer la prueba con la aguja de hacer punto (que como ahora se ha puesto de moda de nuevo), o bien con un palillo de dientes de los de toda la vida. Si sale limpio es que las magdalenas están listas.

sirope de limon  brocha reposteria

magdalenas con sirope  magdalenas jengibre y limon

Sácalas y deja que se enfríen. Mientras se enfrían puedes hacer el sirope. Es muy sencillo. Tan sólo debes mezclar el azúcar y el zumo de limón en un cazo. El cazo debe estar a fuego medio para facilitarte la tarea. Cuando el azúcar está bien diluida y la textura es un pelín pegajosa (como el caramelo) es que ya está listo el sirope.

La idea es que con una brocha de repostería cubras la parte de arriba de las magdalenas con una fina capa de sirope cuando aún están templadas.

magdalenas recien hechas  magdalena jengibre

Y..¡listas! A mí me encantan con leche o con un té negro clásico como el English Breakfast

comiendo magdalena