Crema de calabacín

Los que me seguís en Twitter y Facebook ya sabréis que me acaban de operar de las amígdalas. En consecuencia, los manjares gourmet me han sido restringidos durante varios días. Nada de sólidos porque duele muchísimo….Eso sí, debo comer mucho helado para que cicatricen las heridas (lo dice el médico) y puedo tomar cremas y purés templados.

Así que considero adecuado compartir con vosotros esta receta sencilla y casera de crema de calabacín. Esta es una pequeña variación de la recta original que aprendí de mi queridísima amiga Alba, una de las múltiples veces en las que me acogió en su pisito de Algeciras.

Aquí están los ingredientes para hacer una buena crema para 3 personas.

Ingredientes:

  • 2 Calabacines grandes
  • 1 puerro
  • 1 patata grande
  • 1 zanahoria grande (o dos pequeñas)
  • 1 cebolleta
  • 2 quesitos el Caserío
  • Un poco de leche
  • Sal y pimienta

Pela los calabacines, la patata y la zanahoria y trocéalos. Trocea también el puerro y la cebolleta.

En una olla grande echa un dedito de aceite y cuando esté caliente echa la cebolleta, el puerro, la patata y la zanahoria. Cuando ya estén un poco rehogados, añade los calabacines picados. Añade sal gorda y remueve bien para que absorban el aceite que quede.

  

Deja todas las verduras rehogar durante un rato a fuego medio hasta que esté doradito casi tirando a marrón (cuidado que no se os quemen. Eso sería una tragedia para el sabor). Cuando adquieran buen color añade agua suficiente como para cubrirlo todo bien. Sube el fuego y deja que hierva durante unos 10 minutos (o hasta que la patata esté blandita).

  

Cuando todas las verduras estén bien cocidas, escurre el caldo (si te da pena tirarlo, lo puedes guardar en un bote de cristal para utilizar en otras recetas, como un arroz de verduras, etc). Entonces tritura las verduras con la batidora y vuelve a meter la mezcla en al olla.

  

Pon el puré a fuego lento y añade un buen chorreón de leche y los dos quesitos. Remueve bien (si tienes varillas, te irán muy bien para mezclarlo todo), añade un poco de pimienta negra y déjalo haciéndose a fuego lento durante 5 minutos.

Ahora ya sólo queda servirlo y comerlo mientras esté calentito.

¡Que aproveche!

Trucos: 

–       Si no tienes un pelador de patatas todavía…¿A qué estás esperando? Desde luego te hace la vida mucho más fácil. Yo desde que descubrí este pequeño accesorio, no lo cambio por nada.

–       A los que estéis cuidando la línea, os recomiendo que compréis el queso caserío Light (o alguna variedad 0% de grasa) y que la leche sea desnatada. Yo lo suelo hacer así y sigue quedando rico.

–       Y para los que no os importe tanto hacer excesos, os recomiendo que acompañéis vuestra crema con picatostes.  Hoy en día los venden ya hechos en los supermercados y la verdad es que los picatostes aportan una nueva dimensión ya que su textura crujiente contrasta con la cremosidad del puré y los dos juntos son como una deliciosa batalla campal en tu boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s