Trufas para torpes

Me encantan los dulces. Sobre todo los que tienen chocolate. Pero no soy muy repostera. Me da bastante pereza hacer postres. Suelo aprovechar y disfrutar de los postres cuando voy a restaurantes o a las meriendas y brunch que prepara mi amiga María, la “Domestic Goddess” del siglo XXI. Pero os alegrará saber que mi novio, que es el más goloso del mundo, se ha ofrecido a colaborar con mi blog y a deleitaros una vez al mes con recetas dulces.

Así que a la espera de que el “Repostero Caprichoso” inicie sus andaduras en mi blog, compartiré con vosotros esta receta de trufas caseras. Es una receta muy sencilla de mi madre, otra gran amante del chocolate (como yo). Como los verdaderos amantes del chocolate a nosotras nos pierde el chocolate negro así que estas trufas son intensas en sabor y muy “negras”. Espero que a mi madre no le ofenda que haya bautizado su receta como “trufas para torpes” pero es que quiero hacer hincapié en la facilidad de esta receta para que todos os animéis a hacerlas. Teniendo en cuenta los tiempos que corren y que las maravillosas y deliciosas “bolas” de Lindt están a casi 5€ la cajita, yo no sé vosotros pero yo las hago caseras este año.

Ingredientes:

– 4 tabletas de chocolate negro

– 1 bote de nata montada

– 1 chupito de coñac/brandy

– 1/2 chupito de agua

– 1 paquete de fideos de chocolate

– 1 paquete de moldes de papel (para presentarlas)

Desmenuza las 4 tabletas de chocolate en un cazo. Ponlo sobre otro cazo al baño maría. Cuando empìece a derretirse el chocolate, ve removiéndolo con unas varillas.

Cuando el chocolate esté perfectamente derretido ve añadiendo nata montada poco a poco. al principio será más difícil mezclar el chocolate con la nata porque se forma una bola bastante compacta pero has de insistir con las varillas y siempre al baño maría a fuego medio. Verás que poco a poco y conforme vas añadiendo más nata la mezcla se vuelve más fácil de manejar.

con la nata  chocolate y nata convirtiéndose en masa

Cuando hayas ligado toda la nata con el chocolate añádele un chupito de brandy (no llenes del todo el vasito) y sigue removiendo. Por último añade una pizca de agua y continúa mezclándolo todo hasta que no quede ningún grumo.

chupito de brandy chupito de agua

mezclando   masa lista

Entonces retira la olla con la mezcla y déjala a temperatura ambiente durante unas horas hasta que se enfríe. Cuando la masa esté fría métela en el frigorífico. Déjala toda la noche para que se solidifique.

masa a enfriar  masa de chocolate solidificada

Al día siguiente ya puedes montar las trufas. Coge un poquito de masa con una cuchara y dale la forma esférica con las manos. Después cúbrela con fideos de chocolate y colócala en un molde. Así hasta que se acabe la masa. Ya están listas para comer. Estas trufas deben mantenerse en el frigorífico para que no se derritan y para que duren más. Puedes dejarlas hasta una semana en el frigorífico sin problemas.

fideos de chocolate  cubriendo con fideos

bandeja de trufas  Trufas caseras

Anuncios

4 pensamientos en “Trufas para torpes

  1. Pingback: Menú de Nochevieja | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s