Oda a la fruta

Desde pequeña en mi casa siempre se ha comido fruta a diario. Como ya sabéis mi madre siempre ha estado muy preocupada por nuestra nutrición y ella conoce bien la importancia de la fruta en una dieta sana.

Como muchos ya sabéis, el mejor momento para comer fruta es cuando estás en ayunas. Por eso en mi casa siempre empezábamos el día con un zumo de naranja recién exprimido. Mis padres me despertaban con un beso y un zumo en mi mesita de noche. Lo sé, son unos santos y yo una princesita malcriada. ¡Lo admito! Cuando vas creciendo te das cuenta de lo valiosos que son este tipo de detalles. Sobre todo ahora me que toca hacérmelo a mí misma.

En mi casa no se solía tomar postre después de comer. Como mucho un yogur pero casi nunca se tomaba fruta. La fruta la volvíamos a tomar diariamente como merienda. Así volvíamos a tomarla con el estómago vacío lo cual potencia sus propiedades y su digestión. No voy a engañaros. A mí siempre me ha gustado la fruta pero cuando veía a mis amigos comerse un Bollycao o un bocadillo de chorizo y yo me tenía que contentar con un variado de fruta, la verdad es que me daba bastante envidia…Pero ahora en restrospectiva me doy cuenta de que la disciplina y el sacrificio que me inculcaron mis padres me ha servido para que esa costumbre de comer fruta a diario no se perdiera. Por supuesto también repercutió en que me desquitase a base de nutella, donuts y todo tipo de guarradas nada más independizarme. Pero tras dos años de comilonas hipercalóricas fuera del yugo familiar me di cuenta de que tenía que retomar mis sanas costumbres y empecé a restringir estos excesos. ¡Si es que nos hacemos mayores!

En fin, toda esta parrafada es para intentar transmitiros la importancia de comer fruta y verdura a diario. La fruta es un regalo de la naturaleza que nos aporta importantes vitaminas, nutrientes y antioxidantes que nos ayudan a vivir más y mejor. Además la variedad de frutas es increíble. Cada cual más exquisita. Yo no podría elegir una sóla fruta. ¡Imposible!

De hecho siempre cuando me pongo a dieta y tengo que dejar de lado los dulces y mis adoradas chucherías, mi único consuelo para “quitarme el mono” es la fruta (y una onza de chocolate negro de vez en cuando).

Esta receta que comparto con vosotros es una sencilla macedonia de frutas. Podéis echar cualquier fruta que deseéis. Si están en temporada, mejor que mejor. Para averiguar qué frutas están de temporada ahora, haced click aquí.

Ingredientes:

–       1 Manzana

–       1 ó 2 Plátanos

–       1 Kiwi

–       4 Ciruelas rojas

–       ½ Mango

–       15-20 Fresas

–       4 Mandarinas

–       2 Naranjas

Yo intento cortar primero la fruta más sólida y acabar con la más blandita para que ésta no se chafe demasiado al ir añadiendo ingredientes. Por eso os recomiendo que empecéis por la manzana y los plátanos.

frutero   primeras frutas

Coloca la fruta troceada en una ensaladera grande o donde hayas pensado servir la macedonia.

manzana y plátano  kiwicon mango  frutos rojos

Sigue picando la fruta. Yo depués de la manzana y los plátanos troceé el kiwi y el mango y después pasé a los frutos rojos (las ciruelas y las fresas). A mí no me molesta la piel de las ciruelas. Considero que aporta un toque de color y de textura crujiente que evita que sea todo demasiado blando. Pero si no te gusta ninguna fruta con piel, puedes quitarla.

con ciruelas  fresascon fresas  con zumo de naranja y mandarina

Por último, depués de añadir las ciruelas y las fresas, hice zumo de naranja y mandarina. Me gusta combinarlas porque el resultado es un zumo más dulce pero si no estáis en temporada de mandarinas, no pasa nada porque sea únicamente zumo de naranja.

El toque final es verter el zumo en el recipiente de la fruta y mezclar la fruta cuidadosamente para que se empape bien del zumo y para que luzca bien este festival de colores.

Macedonia de frutas

El resultado es un postre colorido, fresco sano y muy apetecible después de una comida o una cena pesada.

Trucos:

–       ¡Atentos! La macedonia ha de tomarse en el día. Se oxida prácticamente de un día para otro. Yo por eso sólo hago cuando tengo visita porque por poca fruta que prepare, siempre sale como para 4 personas. Cuando sobra, la dejo en un tupper en el frigorífico y la tomo al día siguiente que aún está buena aunque ya haya perdido parte de la frescura que le da esa fuerza característica al postre.

–       Yo normalmente también añado piña a esta macedonia pero la que tenía en casa aún no estaba lo suficientemente madura. Os animo a que le echéis un poco de piña natural para terminar de completar esta receta.

–       Yo no le pongo nunca azúcar ni al zumo de naranja ni a la macedonia pero a quien les guste la fruta más dulce aún, le puede echar un poco de azúcar al zumo de naranja y remover bien antes de verterlo sobre la fruta.

–       Alguna vez le he echado un chorrito de anís o de pastis al zumo antes de verterlo a la macedonia y he de decir que el resultado es ESPECTACULAR. Os recomiendo que lo probéis alguna vez con pastis. Esto es influencia del tiempo que estuve viviendo en la Provenza francesa. ¡Qué recuerdos!

–       Para aprender más sobre las propiedades de estas frutas, podéis hacer click aquí.

Anuncios

6 pensamientos en “Oda a la fruta

  1. Pingback: 10 recetas sanas para el verano | Recetas, sabores y pasiones

  2. Pingback: Menú Vegano de Navidad | Recetas, sabores y pasiones

  3. Hace años, preparaba en casa un coctel de frutas que disfruté en algún desayuno fuera con amigas: “Frutas al marrasquino”, además la “macedonia” con nombre de “coctel de frutas”, que así es como la conocí en México. Siempre me pareció buenísima hasta que leí un libro sobre combinaciones de alimentos, y lo que NO se debe hacer, entonces, como fiel seguidora de tendencias para una buena salud, la dejé. Hoy llevo 15 años comiendo de todo con alegría por disfrutar de lo bueno que tiene la vida, y había olvidado mi postre favorito. Estoy sana, en mi peso, practico deporte y me siento genial a mis 53 años. ¿Viviré mucho? No sé, solo sé que moriré de algo, porque ese es el contrato que hice al nacer. Mi lema es: ¡A comer con moderación de todo que la vida es breve! Gracias por recordarme mi postre favorito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s