Lasaña casera para tramposos

No os miento si os digo que este es el primer plato que yo aprendí a cocinar. Mis padres y mi hermano son testigos. Un día cuando tenía unos 12 años se me antojó comer lasaña y me puse manos a la obra. Ya ni me acuerdo de dónde saqué la receta. Sólo sé que me quedó muy rica, la verdad.

Esta es la misma receta que desde entonces he ido perfeccionando. Lo que siempre se ha mantenido es el hecho de que en vez de usar bechamel, uso crème fraîche que es como una nata espesa para cocinar que podéis encontrar en la gran mayoría de supermercados (por ejempo de la marca Président).

Si tenéis media hora larga, tenéis tiempo para esta lasaña casera de fácil elaboración…digna para tramposillos como yo a los que les da pereza hacer bechamel casera.

Ingredientes:

–       1 paquete de placas de lasaña

–       1 kg de carne picada (de ternera y cerdo)

–       1 hoja de laurel

–       1 cebolla grande

–       3 ó 4 dientes de ajo

–       1 botecito de tomate frito

–       1 botecito de crème fraîche

–       1 pizca de nuez moscada

–       1 manojo de albahaca fresca

–       2 cucharadas de mantequilla

–       1 chorreón de vino

–       1 ó 2 paquetes de queso rallado (ej: mozarella y gruyère)

–       1 trocito de parmesano

–       Sal y pimienta

–       Aceite de oliva

Coge una cacerola grande y por agua a hervir con sal, la hoja de laurel y un chorrito de aceite de oliva. Cuando hierva el agua añade las placas de lasaña una a una, dejando que cada placa flote libremente durante unos segundos antes de meter la siguiente. Así evitarás que se peguen.

agua hirviendo con laurel

Hoy en día la mayoría de las placas de lasaña vienen precocinadas y no hace falta hervirlas. A mí me gustar hervirlas igualmente aunque sólo sea por un par de minutos. En pocos minutos, escurre el agua y saca las placas. Para evitar que se queden pegadas recomiendo que en cuanto escurras el agua las coloques una a una sobre trapos de cocina limpios o bien sobre papel de cocina en la encimera de la cocina.

cebolla y ajo  ajo y cebolla picadas

Mientras tanto pon el horno a precalentar y ve preparando el sofrito. Pica la cebolla y el ajo y fríelo en una cazuela. Añade la carne picada y salpiméntala. Cuando la carne esté casi hecha del todo vierte un buen chorro de vino (blanco o tinto, el que tengas) y deja que se vaya evaporando el alcohol a fuego medio.

carne picada  carne picada con albahaca  carne picada con albahaca y tomate  relleno lasaña

Cuando el alcohol se haya evaporado añade la albahaca fresca, picada, y el tomate frito. Deja que se vayan mezclando los sabores a fuego lento durante unos 10 minutos.

Al cabo de ese tiempo apaga el fuego y prepara la fuente. Úntala con mantequilla y coloca una primera capa de placas de lasaña. Vierte una tercera parte del relleno (carne) y a continuación cúbrelo con un par de cucharadas de crème fraîche y espolvorea un poco de nuez moscada por encima. Esta será nuestra “falsa bechamel”. Por último echa bastante queso rallado.

primera capa pasta  primera capa de carne  primera capa de carne, queso y creme fraiche  segunda capa

Repite esta operación hasta que te quedes sin relleno. Yo normalmente hago 3 capas de relleno (más la de base y la que cubre). Sobre la última capa de pasta echamos un poco de crème fraîche y la extenderemos bien como quien unta mantequilla en una tostada. Espolvoreamos el resto del queso rallado, sal y pimienta. El último toque es rallar el pamesano y poner unos 6 pegotes de mantequilla repartidos por toda la superficie para que ayude a gratinar el queso y a que se ponga doradito y crujiente.

última capa toque final  lasaña lista

Ahora sólo queda meter la lasaña en el horno pero principalmente para que se mezclen los sabores y las texturas, para quese derrita el queso del relleno y se gratine la última capa. Cuando esta última capa esté bien tostada es el momento de sacar la lasaña del horno y servir.

porción de lasaña casera

Obviamente si se hubiera hecho el tomate frito casero y una bechamel casera el resultado sería espectacular pero, sinceramente, esta versión para “tramposos” no está nada, nada mal.

a la mesa

Trucos

–       Si puedes compra la carne picada en la carnicería (mitad cerdo, mitad ternera). Pídele al carnicero que cuando la vaya a picar le eche unos taquitos de jamón a la carne. Le dará un toque muy sabroso que de verdad se nota.

–       Yo en esta ocasión no lo hice pero normalmente le añado champiñones y zanahoria picadita al sofrito. Aligera el relleno que, de otra forma quizás se haga demasiado intenso y es perfecto para camuflar verdura a los más peques sin que se quejen.

Anuncios

Un pensamiento en “Lasaña casera para tramposos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s