Las edades de la Feria de Abril: la infancia

Desde que mis padres se mudaron a Sevilla, cuando yo tenía 2 años, he tenido la suerte de disfrutar de la feria cada año (menos uno que estuve viviendo en Liverpool y no pude volver).

Si conocéis a algún sevillano y le preguntáis por la Feria de Abril, es muy probable que desatéis un ataque nostálgico y “patriótico” porque para un sevillano “la feria es lo más grande”.

feria 2013_portada y farolillos  la bulla

enganches 6  coche de caballos

Como el tema de la feria es un tema que me apasiona he decidido repartirlo en tres posts. Y es que la Feria se vive de forma muy distinta según tu edad así que los he denominado “Las edades de la feria” y empezaré por “la infancia” para pasar a “la adolescencia” y acabar con “la madurez”.

Tengas caseta o no, si te gusta la bulla, el flamenco y la comida frita, seguramente disfrutarás de la feria. Eso sí necesitarás una estrategia para no sorprenderte porque la mayoría de las casetas son privadas. Así que si quieres vivir la experiencia al máximo, mejor ir con un plan. Yo os haré sugerencias en el siguiente post pero en este hablaremos de cómo viven la Feria los pequeños.

Los niños viven la Feria con una especial ilusión ya que en el ferial todo son estímulos, luces, colores, ruidos. Además durante esa semana se les consiente todo tipo de caprichos.

Puesto de algodón de azúcar  turrones en abril

coco chufas y chochitos  frutos secos y garrapiñados

Por ejemplo a las niñas se les permite ir vestida de princesa. Porque así es como se sienten, como preciosas y femeninas princesas. Por fin pueden emular a sus madres y llevar taconcitos, todo tipo de accesorios e incluso un poco de maquillaje (las uñas, los labios y algún que otro lunar dibujado). En cualquier otra época del año eso no sería posible, por el decoro, pero en la feria, casi todo vale.

nietas y abuelo cruzan la calle  toda la familia de flamenca

Nada más llegar a la feria, uno de los espectáculos favoritos para los niños es el Paseo de caballos. A prácticamente todos les entusiasman los animales y en la Feria los caballos son los protagonistas.

la feria a caballo  foto recuerdo en una %22casa andalua%22

Durante las primeras horas de la tarde se pasean altivos, engalanados con enganches de colores, luciéndose entre las multitudes de feriantes.

coche caballos 4  coche flamencas de rojo

enganches caballos  enganches 8

coche de caballos  caballos

enganches 3  enganches 7

enganches 4  enganches 5

Después de ver el paseo de caballos lo normal es que los niños pidan ir a los cacharritos. Este es el momento cumbre para los pequeños ya que la zona de atracciones (la Calle del Infierno) es enorme y reúne todo tipo de tentaciones.

camino a la calle del infierno

Es normal ver a los pequeños pescar patos, jugar en la tómbola, intentar explotar globitos con dardos…Después del paseo y de tanta actividad, los niños reclaman su merienda que en la feria puede venir en forma de gofre. Encontramos puestos de gofres por toda la Calle del Infierno pero los míticos que siempre han estado ahí son los Gofres Belinda.

calle infierno 2  pescando patos 2

gofres belinda 2  gofres con chocolate blanco

Cuando los pequeños tienen la edad suficiente pasan a querer montarse en los cacharritos. Aquí los clásicos son la Noria, el Canguro, el Gusano Loco y para los más creciditos la Barca Vikinga y la Montaña Rusa.

barca vikinga  noria y tiovivo

calle del infierno al atardecer  en cacharrito

Mis primas y yo nos montamos precisamente en la Noria, en la Barca Vikinga y en la Montaña rusa. Tras tal abanico de emociones, se necesita repostar energía y para ello hay numerosos puestos ambulantes con infinitos caprichos de feria.

chupetes de caramelo  mis primas y el algodón

haciendo algodón dulce  adriana relamiéndose con el algodón

Desde los clásicos algodones de azúcar o chupetes y manzanas de caramelo, hasta palomitas, helado o incluso garrapiñadas, coco, chufas o chochitos (que es como llamamos en Sevilla a los altramuces). También encontraréis turrón (como veis más arriba) así que a los que adoren estos dulces navideños, en la Feria tendréis otra oportunidad de disfrutar de estas delicias.

Después de tanto dulce apenas si queda hambre para la “comida de verdad” por eso dejaré la crónica gastronómica para el tercer post “Las edades de la Feria de Abril: la madurez”.

Anuncios

2 pensamientos en “Las edades de la Feria de Abril: la infancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s