Tarta de queso con fresas

La tarta de queso es una de mis tartas favoritas así que cuando la cocinera caprichosa me propuso hacer una para el blog acepté el desafío encantado.

Esta es la primera vez que hago una tarta de queso y la verdad es que he quedado muy contento con el resultado. La base de la receta nos la pasó la madre de Inés, la cocinera caprichosa, quien a su vez la obtuvo de su compañera de trabajo Pili. ¡Gracias Pili!

La parte de las fresas fue un añadido de la cocinera caprichosa porque es una de sus frutas favoritas así que aprovechando que están en temporada le añadimos un detalle colorido y sabroso a esta clásica tarta de queso.

Ingredientes:

–       2 paquetes de galletas María Hojaldrada

–       1/2 tarrina de margarina Tulipán sin sal

–       200gr. de azúcar

–       200ml. de leche

–       1 tarrina de Philadelphia

–       1 sobre de cuajada

–       200ml. de nata líquida

Para coronar la tarta:

–       1 bol de fresas

–       1 ½ taza de azúcar

–       2 tazas de agua

–       ½ limón

–       Canela en rama

–       6 láminas de gelatina

Primero pica las galletas en tandas en la picadora. En un bol grande pon las galletas picadas y la margarina.

galleta picada con mantequilla  galletas picadas

Mézclalo todo bien hasta que quede como una masa uniforme. Ahora coge un molde, úntalo con mantequilla y cúbrelo con la masa de galletas.

molde engrasado  base de galleta y mantequilla

A continuación mezcla en una cacerola la nata líquida, el queso Philadelphia, la leche, el azúcar y el sobre de cuajada.

cuajada con queso nata leche y azucar

Con el fuego medio-bajo ve removiendo bien para que todo se mezcle pero controlando la temperatura para que no llegue a hervir.

Cuando la mezcla está caliente y bastante uniforme se aparta del fuego y se bate todo con la batidora para asegurarnos de que no quedan grumos.

masa de queso en el molde

Ahora sólo queda verter la mezcla sobre la base de galletas y dejar enfriar a temperatura ambiente. Cuando la tarta ya se haya enfriado se tapa con papel transparente y se mete en el frigorífico. Cuajará durante la noche.

Mientras tanto puedes ir elaborando el “topping” de fresas. Primero lava y lamina las fresas. Después en un bol grande prepara el almíbar. No es almíbar como tal porque no llegamos a hervirlo pero sí que dejamos las fresas macerar en este caldo frío durante varias horas. El almíbar lleva 2 tazas de agua, el zumo de medio limón, 2 varitas de canela en rama y 1 taza y media de azúcar (a mí me gusta el azúcar moreno pero puedes usar azúcar normal o incluso miel).

bol de fresas  fresas laminadas  agua, zumo de limon y canela  sirope natural

Cuando ya se han macerado las fresas se sacan del almíbar y se colocan cuidadosamente sobre la tarta que ya estará fría y cuajada (al día siguiente). Con el caldo frío es con el que haremos la gelatina.

fresas en almíbar  capa de fresas

Para hacer la gelatina hay que hidratar las 6 láminas en agua fría durante unos 2-4 minutos para que se reblandezcan y mientras tanto vamos calentando el almíbar en un cazo. Si tenéis tiempo yo os recomiendo que dejéis que el almíbar hierva y esperaría unos 15 minutos después del primer hervor antes de echar las láminas dentro.

como hacer gelatina

Cuando el almíbar ya haya hervido y esté manteniéndose caliente (pero sin hervir) se añade la gelatina. Se mezcla todo bien y se vierte con mucho cuidado sobre la capa de fresas. Yo me ayudé de una cuchara para verter la gelatina sin que ningún trozo de fresa saliera disparado o quedara fuera de lugar.

gelatina sobre las fresas  gelatina solidificada

 

A continuación vuelve a meter la tarta en el frigorífico y espera varias horas hasta que la gelatina se solidifique. Y cuando ya esté la capa de fresas y gelatina hecha…¡a merendar se ha dicho!

tarta de queso con fresas en almíbar  tarta de queso con fresas

 

Trucos:

–       A los que os gusten los postres muy dulces os recomiendo que uséis azúcar blanco en vez de moreno en el sirope y que añadáis esencia de vainilla en el sirope.

–       Si al mezclar la galleta picada con la mantequilla le añadis un par de cucharadas soperas de canela en polvo le daréis un punto muy particular de sabor a la base de galletas. Este truco es especialmente bueno si os coméis la tarta tal cual, sin cubrirla con fresas ni nada porque ahí es cuando realmente apreciaréis el toque de canela si no el sabor queda diluido con el resto de matices más intensos (como la fresa).

Anuncios

7 pensamientos en “Tarta de queso con fresas

    • Efectivamente. Mi blog no es específicamente vegano pero simpatizo con la causa y adoro la pastelería de Lujuria Vegana. Sí que encontrarás algunas recetas aptas para veganos en el blog. Por ejemplo las zanahorias aliñás, los purés de lentejas (a la india y con espinacas), las rosas del desierto, el balti de garbanzos, berenjenas y patatas, la oda a la fruta, la tortilla asiática, la infusión resucitadora, el raita de berenjenas, el guacamole…y más que aún están por publicar 🙂

  1. Gracias por la receta. ¿Las láminas hay que deshacerlas en el almíbar no? ¿Daría igual usar gelatina en polvo en lugar de las láminas de gelatina?

  2. Pingback: Las recetas más populares del año | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s