Zanahorias “aliñás”

Este es un aperitivo ideal para los días de primavera. Siendo andaluza esta es una tapa habitual con la que me he ido encontrando en los bares desde siempre y la verdad es que está delicioso. Los ingredientes son claramente de inspiración marroquí y es que al fin y al cabo los Árabes estuvieron en Andalucía durante muchos, muchos años y su influencia se nota no sólo en el lenguaje y en la arquitectura, sino también en la gastronomía.

Es una receta fácil, sana y perfecta para ir de picnic o como guarnición para carnes. A mí me parece un sustituto genial a las patatas. Así que cuando queráis variedad probad estas zanahorias moriscas.

Yo investigué en la red para encontrar la receta perfecta y aposté por la del Comidista. A los que no conozcáis a este periodista gastronómico, ya va siendo hora. La única modificación que hice a su receta es que en vez de perejil yo utilicé orégano.

Ingredientes:

–       500 g de zanahorias

–       1 diente de ajo

–       1 cucharadita de comino en grano

–       1 cucharadita de orégano

–       4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

–       2 cucharadas de vinagre de Jerez

–       Sal y pimienta negra recién molida

Pela las zanahorias y hiérvelas en abundante agua salada. Queremos que estén al dente así que no las cuezas demasiado (unos 15-20 minutos, es lo que recomienda el Comidista).

zanahorias crudas

zanahorias hirviendo

comino en grano

Mientras se cuecen ve preparando el aliño. Pela el ajo y quítale la parte central. Tuesta el comino durante un par de minutos. Vierte el comino y el ajo en un mortero.

comino ajo y sal  ajo, comino, ajo, sal y vinagre  aliño  aliño zanahorias

Añade sal, pimienta molida y vinagre. Machácalo todo y ve añadiendo aceite de oliva hasta que el aliño adquiera una consistencia cremosa.

Cuando las zanahorias ya estén al dente déjalas enfríar durante unos minutos y después córtalas a rodajas.

zanahorias cocidas  zanahorias cocidas y a rodajas

Mézclalas con el aliño en el bol donde las vayas a servir. Añade el orégano y cubre el bol con papel transparente. Deja que repose en el frigorífico durante horas (mejor aún si es de un día para otro).

zanahorias cocidas con aliño y perejil

Cuando las vayas a servir añade un poco más de sal, pimienta y aceite de oliva. ¡Deliciosas con una cervecita fresquita!

zanahorias aliñás

Trucos:

–       Cuidado con el comino y con el vinagre de Jerez. Ambos son condimentos muy potentes. Es difícil conseguir el balance de sabores pero cuando consigues equilibrar la cantidad correcta de vinagre, comino, ajo y aceite de oliva, ya no hay vuelta atrás. Será tu receta estrella para aperitivos para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s