Cata y maridajes de vodka con Coctelería Creativa

La semana pasada ya os conté un poco sobre la comunidad “Coctelería Creativa”, un portal donde aprender sobre el mundo de la mixología.

George Restrepo

Sus creadores, George y Moira organizan eventos como al que yo asistí de forma regular. Yo os animo a que os apuntéis a alguno si os interesa este tema que, curiosamente, desde la película “Cocktail” de Tom Cruise tiene cada vez más adeptos.

En mi caso empezó a llamarme la atención hace  7 años cuando a los meses de haberme mudado a Londres acabé compartiendo piso con dos italianas que trabajaban en el Roadhouse, el bar de cócteles y “flair” de Covent Garden. Precisamente una de ellas participaba en las competiciones de “Flair” que se organizaban allí. Sinceramente no sé muy bien cómo traducir este concepto. Una definición podría ser “cóctel con estilo”, es decir que hacen malabares con la botella mientras te preparan el cóctel. La preparación del cóctel se convierte en todo un espectáculo. Si alguna vez tenéis la ocasión de asistir a una de estas competiciones de “Flair”, no dejéis de ir. Es muy divertido.

dry martini y cosmopolitan

Yo nunca aprendí a hacer estas malabares (Ni pensarlo ¡con lo torpe que soy!) pero sí que disfruté viendo practicar a mis compis de piso. Y curiosamente un par de años más tarde acabé compartiendo piso con otra bartender, Laura. Las dos trabajábamos en el hotel Meliá White House. Ella en el bar y yo encargada de la comunicación y RRPP del bar y los restaurantes. Aquí también tuve suerte porque Laura, a pesar de no ser su vocación, se interesaba mucho por el tema de la mixología y también practicaba y creaba cócteles deliciosos en casa. En fin, que entre unas cosas y otras siempre he tenido a cocteleros expertos o amateurs en mi vida. ¡Qué lujo! Siempre tomándonos los cócteles con medida y con cabeza. ¡No os vayáis a pensar mal! Consumo responsable ante todo.

Pues dicho esto, entramos en materia. Vosotros pensaréis ¿cata de vodka? Pero si todos los vodkas saben igual…¡A nada! ¡A alcohol puro! Error. Obviamente si estamos acostumbrados a elegir vodkas de baja gama es normal que no se aprecien los matices olfativos, visuales ni gustativos. En este caso, nuestros amigos de Coctelería Creativa nos habían preparado 5 vodkas de calidad.

cata de vodka

Empezamos con el vodka de origen sueco, Karlsson. Este vodka ha sido creado por el maestro destilador del Vodka Absolut. La materia prima para la fermentación son patatas selectas de origen sueco.

Al contrario que en la fabricación de otros vodkas donde tradicionalmente se llevan a cabo varias destilaciones para intentar obtener una gran pureza, en este caso el vodka Karlsson sólo ha pasado por una. Pero os aseguro que con una destilación ha sido suficiente. Este fue mi favorito de los 5 vodkas que probamos.

vodka karlsson's gold

En el grupo surgieron apreciaciones como que se notaba un regusto dulce que recordaba al chocolate o al regaliz. A mí me recordaba más bien al regaliz y no me pareció tan dulce pero me pareció que tenía un sabor muy característico y agradable. “Notas almidonadas”- dijo George. En cualquier caso y en mi opinión este es un vodka premium que se puede beber y se debe beber solo para poder apreciar el sabor.

participantes cata

El siguiente vodka que probamos fue Żubrówka. Proviene del Norte de Polonia y su nombre y packaging son un homenaje a los bisontes autóctonos de esa zona de Polonia que se alimentan de una hierba que utilizan los creadores del vodka para macerar y aportar un sabor característico. Así que en la botella vemos al bisonte y dentro las hierbas, macerando, aportando sabor a este vodka, también de alta calidad.

Debido a esta maceración el líquido ha adquirido un tono verdoso. Antes de macerar ha pasado por un proceso de 2 destilaciones (1 artesanal y otra industrial).

Este vodka también se puede beber solo pero George nos recomendó que lo probáramos en casa con el jugo de la manzana verde (la ácida) machacada y con tónica o ginger ale. A mí que me encantan los sabores ácidos (y además adoro el gengibre) me pareció una idea genial.

Este vodka es muy distinto al Karlsson. Tiene notas saladas, florales y picantes. A mí me recordó a la pimienta de Sechuan.

A continuación pasamos al Russian Standard. Este vodka quiere transmitir los valores de una nueva época en la cultura rusa.  La etiqueta es moderna y el sabor es fuerte. Está hecho de trigo y aunque tiene menos matices olorosos al probarlo sólo se aprecia la calidad del destilado.

Este vodka es un vodka premium que se utiliza para la elaboración de cócteles.

vodka uluvka

El penúltimo vodka que probamos fue el Úluvka. Este es el vodka de los super gourmets. Desde luego no es para plebeyos. Es un vodka polaco super premium que se suele beber frío y acompañado de salmón y caviar.

Tanto su botella como su receta quieren transmitir refinamiento y lujo. De hecho está inspirado en una receta de la época del Rey polaco Segismundo III, del que dicen que encargó a sus maestros destiladores que hicieran un vodka de mejor calidad para que no sentara tan mal a sus invitados después del “desfase”.

vodka cîroc

Por último probamos el Ciroc, el único vodka en el mundo hecho con uvas. Es un vodka premium de origen francés con unas notas olfativas y gustativas muy florales. Es como si lo hubieran elaborado maestros perfumistas en vez de destiladores.

Este vodka tuvo bastante éxito entre las participantes femeninas de la cata.

cata de vodka_2

Para finalizar cada participante pudo escoger su vodka favorito y rellenar su vaso de chupito para maridarlo con los aperitivos que nos habían preparado George y Moira.

El tema del maridaje es algo en lo que aún estoy un poco pez pero que me interesa muchísimo. Es increíble cómo se pueden potenciar y combinar sabores mezclando los alimentos y las bebidas correctas. En Coctelería Creativa tiene una sección para maridaje que están empezando a desarrollar así que lo miraré de vez en cuando para ir probando en casa.

aperitivos para maridaje

En la cata probamos aperitivos salados (tostadas con anchoa u olivada). Probamos ahumados (salmón) y combinaciones con sabores dulces como la mermelada de pétalos de rosa y con texturas cremosas como la del queso de cabra. Yo soy una gran abogada de comer cuando se bebe. Al contrario de lo que se suele hacer tradicionalmente en la cultura anglosajona (sobre todo en el Reino Unido) yo creo que es mucho más sensato y saludable acompañar tu copa con algo para picar. Además se disfruta más ¿No creéis?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s