Papas aliñás

Las patatas aliñadas o “papas aliñás” son una tapa clásica en Andalucía. La encontraréis sobre todo en Cádiz y en Sevilla. Las mejores que he probado nunca son las del bar Casablanca en Sevilla. Para mí son inmejorables las de allí. En breve haré una reseña de esta mítica bodega sevillana.

Yo he intentado replicarlas recordando su sabor y mirando recetas en internet para inspirarme. Mi favorita ha sido la del blog “de la vista al paladar” sobre todo porque en su post incorpora la popular cancioncilla de folklore andaluz…”la oda a las papas aliñás”. ¡Me encanta! La de veces que la habré cantado yo de pequeña (y no tan pequeña).

Esta tapa es una gran alternativa saludable a las patatas bravas ya que están cocidas en vez de fritas y el aliño es a base de aceite de oliva en vez de mayonesa. A mí me gusta tomar las papas aliñás para acompañar un filete a la plancha o un pescado al horno. Su sabor es sutil pero te hace sentir bien. ¡Es que las patatas están tan ricas!

Ingredientes:

– 5 patatas

– 1 manojito de perejil

– 1 cebolleta grande

– cebollinos (opcional)

– Medio pimiento verde (opcional)

– Sal al gusto

– Aceite de oliva

– 2 cucharadas de vinagre de Jerez

Esta receta no puede ser más fácil, de verdad. Lo primero que tienes que hacer es lavar las patatas y meterlas (con piel y todo) en una olla con agua y sal.

patatas

Mientras las dejas hervir ve preparando el resto de ingredientes. Pica la cebolleta, el perejil, los cebollinos y el pimiento verde (si decides añadirlo).

perejil, cebolleta y cebollino  pimiento verde picado

Cuando hayan pasado unos 15 minutos ve comprobando el estado de las patatas. Yo suelo pincharlas con un cuchillo para ver si ya están blandas. Cuando lo estén escurre el agua y deja que se enfríen antes de pelarlas.

cebolleta, cebollino y perejil picados  patatas cocidas

Cuando ya estén frías y las puedas manejar con las manos, pélalas, trocéalas y colócalas en la fuente donde las vayas a servir.

patatas cocidas peladas

A continuación prepara el aliño con el vinagre, el aceite de oliva de la mejor calidad y la sal. A mí me gusta prepararlo en un tarrito y agitarlo bien para que emulsione.

aliño  aliño listo  fuente de patatas  papas aliñás

Finalmente riega las patas con el aliño, remueve bien y ¡a comer!

Trucos:

– La clave para que las papas te salgan ricas es la calidad de la materia prima. Cuanto mejores sean las patatas, mejor será la tapa. También es clave el punto de cocción. Hay a quien les gustan un pelín más blanditas (que casi se deshagan). Yo las suelo hacer para que estén en su punto con una textura suave y sedosa pero sin que lleguen a estar demasiado blandas. Otro truco es que todas las patatas sean de un tamaño similar así todas estarán hechas al mismo tiempo y las más pequeñas no se “pasarán”.

– En cada casa se hacen las papas aliñás de una forma distinta. En algunas añaden tomate fresco rallado, en otras añaden atún y huevo duro…Esto ya es cuestión de gustos. Yo soy más bien purista con las papas aliñás.

– Las papas aliñás están más ricas recién hechas, cuando la patata aún está un pelín caliente y las acabas de aliñar. Si, como yo, cocinas sólo para dos esta bandeja de papas os durará varios días. Lo que sugiero es que saques las patatas del frigorífico al menos media hora antes de servir para que no estén tan frías al comerlas.

Anuncios

Un pensamiento en “Papas aliñás

  1. Pingback: 10 recetas sanas para el verano | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s