Cordero en salsa de almendras

Hoy toca una receta de lujo. Que no os asuste el nombre porque la verdad es que es muy sencilla de preparar y el resultado es tan bueno que os sorprenderá.

Este plato es el que tradicionalmente se comía en Nochebuena cuando toda mi familia se juntaba en casa de mi tío Marcelino. Todos mis tíos y primos pasábamos la Nochebuena juntos con mi abuela en Alcalá la Real, el pueblo de mi madre.

A mí me encantaba pasar la Nochebuena allí porque éramos muchos primos y siempre había algo que hacer. Además en mi casa no teníamos perro y mis tíos sí así que durante unos días podíamos jugar como locos, achuchar a los perritos, pasear por el campo y estar todos juntos, en familia.

Los momentos estelares solían ser cuando mi tío Marcelino y mi tía Memé se disfrazaban y nos montaban algún espectáculo. O cuando mi tío Marcelino, mi tía María Dolores y mis primas cantaban algo de la Coral en la que estaban (¡menudas voces tienen!). Y por supuesto, como todo niño, el momento en el que se repartían los regalos. Los mayores solían esconderlos y era más bien una gymkhana. ¡Divertidísimo encontrar los regalos! Y las bromas del “¿Qué será, qué será?”

La verdad es que guardo recuerdos de valor incalculable de estos encuentros y espero que si alguna ves hacéis este plato en familia o para vuestros amigos, la comida tenga tanto éxito como en casa de mi tío por Navidad.

–       1 Pierna de cordero deshuesada y a trozos.

–       Se limpian los trozos de grasa.

–       2 rebanadas de pan

–       1 cabeza de ajos

–       40 grs. de almendras

–       ½ litro de vino (Manzanilla)

–       ½ litro de agua

–       Azafrán en hebra

–       2 Hojas de Laurel

–       Pimienta molida

–       Sal

–       Aceite de oliva

Prepara los ingredientes. Cuando estén listos coge una sartén grande y honda con suficiente aceite de oliva como para cubrir la base.

pan  rebanadas de pan  almendras y ajo  ajos pelados y laurel

A continuación fríe el pan y resérvalo. Ahora dora los ajos (pelados y enteros) y las almendras y resérvalas. Cuidado que no se quemen o el sabor a quemado echará a perder el plato.

friendo pan  pan frito  friendo ajos  friendo almendras

Ahora fríe la carne en el mismo aceite y añade sal, pimienta molida y el laurel.

friendo cordero  cordero a mitad

Cuando la carne está hecha, es decir cuando ha cambiado de color, quítale casi todo el aceite y añade a partes iguales, medio litro de manzanilla y medio litro de agua.

carne con agua y vino  cordero haciendose

Deja que el líquido se reduzca bastante. La clave es que la carne esté tierna y que quede suficiente líquido para la salsa final.

Mientras se va terminando de hacer la carne aprovecha para batir los ajos, las almendras, los picatostes y el azafrán, que previamente habrás machado en el mortero. Añade un poco de agua al mortero para apurar al máximo el azafrán del mortero. Esa agua se vierte en la mezcla que vas a batir. Añade también un chorrito de Manzanilla y bátelo todo.

azafrán majado  majado almendras  acabando majado  majado listo

Cuando esté reducido el vino y el agua que le habíamos añadido a la carne, se añade este majado y se deja cocer. Unos 5-10 minutos.

añadimos majado  terminando salsa

Añade un poco de agua si ves que la salsa está demasiado espesa, y aprovecha para rectificar de sal y/o pimienta.

cordero con salsa de almendras  cordero en salsa de almendras

Ya sólo queda servir y comer. ¡Delicioso!

Anuncios

Un pensamiento en “Cordero en salsa de almendras

  1. Pingback: Menú de Navidad | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s