Lentejas vegetarianas

Las lentejas son un plato clásico que desata diversidad de opiniones. En general suele levantar las pasiones de mayores y las quejas de los pequeños pero, curiosamente, conforme estos pequeños van creciendo su paladar se adapta y empiezan a aceptar y valorar sabores que antes ni se plantearían.

En mi casa solíamos comer lentejas todos los martes y a mí ni me gustaban ni me disgustaban. Claro que en casa siempre hemos tomado lentejas light, es decir, sin carne, sin chorizo, sin todos los elementos que nos vuelven loco. Por eso no despertaba grandes entusiasmos para mí. De hecho para darle un punto de sabor a veces le echaba a mi plato unas gotitas de vinagre, o bien combinaba un par de cucharadas con mordisquitos de queso manchego. La verdad es que así estaban especiales.

Ahora que he abierto un poco más el abanico de verduras que consumo habitualmente he conseguido mejorar la receta tradicional de las lentejas light y he creado estas lentejas vegetarianas que quedan muy resultonas. Espero que os gusten. Yo he utilizado las verduras que puedo comer pero os animo a que vayáis probando distintas combinaciones de verdura. Yo aquí por ejemplo echo de menos el pimiento, las patatas y las judías verdes en estas lentejas pero a cambio he utilizado nabo y calabacín.

Ingredientes:

– 2 zanahorias

– 1 cebolleta

– 1 puerro

– 1 calabacín

– 1 nabo

– Apio

– 1 hoja de laurel

– 3 ó 4 dientes de ajo

– 1 cucharadita de azafrán

– Medio vaso de vino blanco seco

– 5 puñados de lentejas pardinas

– Sal, aceite de oliva y agua

En primer lugar empieza por pelar y picar las verduras y hortalizas.

ingredientes lentejas  verduras picadas

Cuando estén troceadas coge una olla exprés y vierte un buen chorro de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente añade las verduras, sal y una hoja de laurel. Deja que las verduras se vayan rehogando. Cuando estén ya prácticamente hechas añade el azafrán y el vino blanco.

verduras rehogadas  azafrán  verduras con azafran  verduras listas

Mézclalo todo para que los sabores se distribuyan de forma homogénea y añade las lentejas. Las lentejas pardinas que yo compro no necesitan remojo así que las meto directamente del paquete a la olla.

lentejas con verdura  lentejas verduras  caldo  lentejas estofadas

Remueve las lentejas y cuando el alcohol se haya evaporado añade agua o caldo de verdura de forma que las lentejas queden cubiertas con unos 2 dedos de caldo por encima. Cierra la olla y deja que suba la pesa. Cuando la pesa de la olla exprés haya subido baja el fuego a fuego medio-lento y deja que se vayan haciendo las lentejas durante 15 minutos. A los 15 minutos apaga el fuego y retira la olla del hornillo. Cuando la pesa haya bajado ya puedes abrir la olla y corregir de sal si fuera necesario.

lentejas estofadas con verdura lentejas estofadas listas

Las lentejas ya están listas para servir y comer. A mí en este caso me quedaron un pelín espesas pero la idea es que quede un poco más de caldito.

Y ya tenéis un saludable plato único cargado de nutrientes y energía para afrontar una tarde carga de retos. Un plato perfecto para un frío día de invierno.

lentejas vegetarianas

Anuncios

4 pensamientos en “Lentejas vegetarianas

  1. Ohh que ricas que ricas!!!!

    Como hecho de menos unas lentejitas Inés! Como sabes aquí en Londres las hay pero de unos colorines un tanto extraños: naranja, amarillas … la próxima vez que vaya a España incluiré en mi maleta una buena bolsa de lentejas pardinas de toda la vida.

    Un besote

    • Me imagino. Además estas porque son vegetarianas que si no, llevarían ni que sea un huesito de jamón y un choricito. Aunque vegetarianas también tienen su punto.

      Lo bueno de Londres es que tienes ingredientes muy exóticos al alcance de la mano. Yo ahora porque estoy en Barcelona y puedo ir a ciertas tiendas a comprar ingredientes exóticos pero en Sevilla, por ejemplo, no es tan fácil.

  2. Tienes toda la razón, a no ser que nos vayamos a sitios tipo Corte Inglés sección gourmet con precios muy elevados.

    Lo que más me ha sorprendido en Sevilla es como en estos dos ultimos años la gastronomía ha mejorado mucho gracias a los Gastro Bares y unas tapas super bien elaboradas. Ahora el centro más que para turistas es para los sevillanos que amamos tomar tapitas y pasearnos entre esas calles históricas por la noche 🙂 y lo mejor que está genial de precio.

    Bueno cualquier cosa está mejor de precio que esta Londres de fish and chips, pero estoy descubriendo muchísimos sitios que me están encantando y sorprendiendo, dejándo atrás aquel mito de lo mal que comen los ingleses.

    Un besote guapetona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s