Cuscús con pollo y verdura

Por fin ha llegado la hora de compartir con vosotros una receta muy codiciada por mí…¡el cuscús de Alba! Como os comentaba en mi anterior post, Alba es mi amiga de primero de carrera que es originaria de Ceuta. La señora que le cuidaba era marroquí y le enseño esta receta así que es un clásico en su familia. Y ahora ya forma parte de la mía (y de todos vosotros). ¡Gracias, Alba!

La verdad es que parece mentira cuánto tiempo he tardado en aprenderla. Porque a lo tonto llevamos ya más de 13 años como amigas y entre unas cosas y otras hemos compartido miles de comidas pero nunca he tenido la ocasión de ver cómo Alba hacía el cuscús. Bueno, hasta el día 1 de enero de este año. El repostero caprichoso y yo recibimos el año con nuestros amigos Alba y Fernando y con un Sr. Cuscús que prometía depurarnos y darnos la energía necesaria para afrontar un nuevo año lleno de retos y de esperanzadoras promesas.

Bueno, después de esta emotiva introducción nos ponemos manos a la obra. ¡Advertencia! Este plato es laborioso así que tenedlo en cuenta antes de emprenderlo. Eso sí,  los valientes que lo probéis en seguida veréis que el resultado merece la pena.

Ingredientes:

–       250-300 gr. de cuscús (sémola de trigo)

–       1 pollo en 4 trozos.

–       5 cebollas grandes

–       4 zanahorias

–       2 puerros

–       3 calabacines pequeños

–       150 gr. de garbanzos

–       200 gr pasas

–       200 gr de almendras crudas

–       2 cucharadas de azúcar moreno

–       3 cucharadas de mezcla de especias para cuscús

–       1 cucharada de postre de jengibre

–       1 cucharada de postre de comino

–       2 cucharadas de postre de canela

–       1 cucharada de postre de pimienta

–       1 cucharada de mantequilla/margarina

–       Aceite de oliva

–       Sal

Deja los garbanzos en remojo durante toda una noche. Resérvalos.

garbanzos en remojo

Coge la olla express y cubre su base con un buen chorro de aceite de oliva. Pela y pica una de las 5 cebollas. No hace falta que la piques demasiado fina. Con el aceite a fuego medio incorpora el pollo y la cebolla.

pollo con cebolla  mezcla de especias para cuscus  caldo de pollo

Cuando la cebolla empiece a dorarse ligeramente, añade agua hasta que lo cubra todo. Vierte dos cucharadas de mezcla de especias, el jengibre, el comino, la canela y sal.  Deja que hierva lo suficiente com para poder espumar el caldo. Tras limpiarlo de impurezas, añade las zanahorias, el puerro en dos mitades, los calabacines y los garbanzos (pelados). Cierra la olla exprés y deja que hierva unos 15 minutos desde que suba la pesa para que la verdura se ablande.

verduras al caldo  verduras a cocer

Tras los 15 minutos de rigor apaga el fuego y cuando puedas abre la olla para ver el punto de los garbanzos y la verdura. Si ves que aún les falta un pelín, vuelve a poner la olla al fuego pero esta vez sin taparla. Cuando ya estén las verduras y legumbres al punto sácalas del caldo y resérvalas en una fuente.

olla expres  pollo cocido

Mientras tanto vamos preparando la cebolla caramelizada. Pon un chorlito de aceite de oliva en una sartén antiadherente. Pela y corta las 4 cebollas restantes en finas láminas. Pon la cebolla en juliana a dorarse junto con las pasas.

cebolla a tiras  cebolla con pasas

Ahora añade un poco el azúcar moreno, una cucharada de mezcla de especias y una pizca de canela. Deja que la cebolla se vaya haciendo a fuego lento con las pasas y las especias. La idea es que se caramelice. Puedes tapar la sartén para que la cebolla se ponga tierna antes. Cuando esté hecha la cebolla destapa la sartén y déjala reposar unos minutos.  acompañamiento cuscus  cebolla caramelizada

Ahora vamos a aportarle un toque de textura crujiente al plato preparando unas almendras. Las puedes comprar ya fritas y peladas pero nosotros  esta vez lo hemos hecho a mano. Casca las almendras hasta llenar un bol pequeño. Ponlas en un cazo pequeño con agua caliente y deja que hiervan un par de minutos (lo justo para poder pelarlas fácilmente). Ahora escúrrelas, deja que se enfríen y quítale las pieles. Escúrrelas bien para que no haya agua al freírlas. Este es el siguiente paso.

partiendo almendras  almendras crudas  almendras cociéndose  friendo almendras

En una sartén o cazuela pequeña vierte un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente (que no hirviente) añade las almendras. Cuidado con no pasarte de caliente o las almendras se quemarán en seguida. La gracia es que estén doradas y tostaditas. Cuando estén así se sacan de la cazuela y se dejan reposar sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Se salan y se reservan. Ya tenemos otro acompañamiento listo.

Ahora pasamos al paso final antes de emplatar. Tan sólo hay que cocer la sémola. Nosotros hemos utilizado el cuscús normal que se compra en los supermercados y hemos seguido las instrucciones del envase en cuando a proporciones de caldo y cuscús. Es muy importante no pasarse de caldo y sobre todo que el cuscús no se haga demasiado para poder disfrutar de su textura granulada. No queremos que se convierta en una pasta.

hirviendo cuscus  cuscus hirviendo  cuscus con mantequilla

Por supuesto hemos utilizado el caldo de verduras y pollo que hemos hecho previamente. Cuando el cuscús está en su punto se añade una cucharada generosa de mantequilla o margarina. Se mezcla con un tenedor y se deja reposar en un tajín típico marroquí (cuscusera) o en una fuente redonda bastante profunda y plana.

Para presentar el cuscús deja un hueco en el centro como si el cuscús fuese un volcán. En ese hueco coloca algunos trozos de pollo y los garbanzos. Ahora coloca las verduras alrededor. Corona el “volcán” con la cebolla caramelizada con pasas y con las almendras tostadas.

cuscus reposando  cuscus garbanzos verdura  cucus con verduras  cuscus pollo y verdura

Coloca el caldo de pollo y verduras en una salsera para que cada comensal pueda echarse a su gusto en su plato. Un truco de Alba es volver a hervir un par de boles de este caldo en una cazuela justo antes de servir la comida. Nada más poner el caldo a calentar lo potencia de sabor con un poco más de mezcla de especias, y con un pelín más de comino y canela. Ese es el caldo que ella sirve en la salsera. Así está calentito y a tope de sabor. Esto ya dependerá de la intensidad de especias que os guste a vosotros.

cuscus con pollo y verdura

Ya sólo queda servir y comer. Si os gusta el picante, podéis echaros un poco de salsa harissa al plato justo antes de regarlo con el caldo. ¡Delicioso!

Trucos:

– Añade un nabo y unos trozos de calabaza al caldo de verduras para aportarle mayor variedad de sabor. Nosotros en esta ocasión no teníamos.

– Si te gusta mucho el toque crujiente de las almendras, prueba a añadir también unas cucharadas de sésamo recién tostado.

– Si te da pereza cocer los garbanzos (por no tener que dejarlos en remojo, etc.), adelante, usa garbanzos ya cocidos.

– La receta original de Alba es sólo con garbanzos y verduras. Ella añadió el pollo para que los hombres de la casa, que son más carnívoros, estuvieran contentos. Así que hago un llamamiento a todos los vegetarianos. Esta receta es 100% válida para vosotros. Tan sólo tenéis que quitar el pollo de la ecuación.

Anuncios

6 pensamientos en “Cuscús con pollo y verdura

  1. Pingback: Restaurante Amor a la Mexicana | Recetas, sabores y pasiones

  2. Uff nena, se me hace la boca agua… Solo que lo veo muy elaborado. ¿Cuánto tiempo tardas en realizarlo? Y yo que no tengo olla a presión, ¿cómo serían las equivalencias de tiempo para una olla normal? Gracias Inés.
    Yolanda

  3. Perdona Inés, una pregunta más. Si utilizamos garbanzos de bote, el momento de introducirlos en la olla es el mismo que cuando no están cocidos, ¿o deben introducirse más tarde de la cocción? Gracias!!!

  4. ¡Hola Yolanda! Al no tener olla express te recomiendo que sigas el mismo proceso pero con al menos el doble de tiempo. El pollo tarda en cocerse unos 20-30 minutos aprox. Lo bueno de tener olla normal es puedes ir comprobando el punto de las verduras y el del pollo sobre la marcha. En cuanto a los garbanzos. Si ya están precocidos yo tan sólo los añadiría al caldo en los últimos 10 minutos de cocción. Si tienes dudas puedes terminar de hacer el pollo y las verduras, retirarlas de la olla y entonces incorporar los garbanzos para que se calienten y adquieran un poco de sabor.

  5. Pingback: Menú Vegano de Navidad | Recetas, sabores y pasiones

  6. Pingback: Proteínas vegetales | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s