Restaurante Pan i Oli

Si sois buscadores empedernidos de pequeños restaurantes “desconocidos” de buena relación calidad-precio, el Pan & Oli os gustará. Yo dudo mucho que hubiera encontrado por mi cuenta este “secreto tan bien guardado” pero mis amigos Meritxell y Carlos, que son de lo más gourmet, nos llevaron allí hace poco y la verdad es que nos encantó.

pan i oli  pan i oli interior

Es un bar-restaurante pequeñito ubicado al lado del la estación de metro de Plaça de Sants. Su oferta es cocina tradicional catalana o mediterránea con un toque moderno. Todo acompañado por cerveza artesana o por un buen vino. Lo que más me llamó la atención fue el buen trato que dan los dueños. A nosotros nos atendió Eva que nos aconsejó en nuestra elección de vino, un tinto crianza catalán (Mes que paraules) y nos respondió con orgullo y entusiasmo a todas las preguntas y comentarios que le hacíamos. A los dueños les encanta lo que hacen y eso se nota.

Si vais tenéis que probar esta tapa sí o sí. Es uno de los platillos estrella del local. Hablo de las patatas bravas. Nunca había probado unas bravas así. Son más bien una deconstrucción de patatas bravas porque se sirven en un vaso y la patata es prácticamente un puré. Es una textura sedosa pero con tropezones de patata. Esto queda coronado por la salsa de patatas bravas que es una emulsión con abundante pimentón de la Vera. Delicioso. El sabor recuerda al sabor de la chistorra. Podríamos decir que es la versión fina y vegetariana de unas patatas fritas con chistorra.

vino mas que paraules  deconstruccion de patatas bravas

tapa patatas bravas

La siguiente tapa que probamos fue el canelón rustido. Está hecho con carne de cocido que, la verdad, estaba sabrosa. Se acompaña de una salsa de piquillo que le aporta otra dimensión al plato.  Lo hace un poco más especial que un canelón de toda la vida. También probamos unos huevos con foie que hicieron las delicias del repostero caprichoso y de Carlos. A mí me gustaron pero no los encontré tan especiales como el resto de platos.

canelon  huevos con foie

Seguimos con la siguiente carne. En este caso era la especialidad del día y estaba fuera de menú. Esta fue una de las tapas más alabadas de la noche, el cochinillo al horno. Se sirve deshuesado y acompañado por unos cubitos de jalea de manzana y martini. Yo no soy muy de cochinillo pero admito que éste me gustó mucho. La carne estaba muy tierna y la grasa tenía ese punto crujiente que tanto les gusta a los amantes del cochinillo asado.

cochinillo asado

Ahora pasamos a la parte no carnívora de la noche. Empezamos por la coca de escalivada con mousse de queso de cabra. A mí me encantó. La coca estaba fresca y crujiente pero no de esas que se deshacen al morderla. Las verduras estaban en su punto y la combinación con el queso de cabra es perfecta. De hecho hacía tiempo que quería subir una receta similar al blog. ¡Próximamente publicaré un pintxo inspirado en esta tapa!

coca con verduras  tataki de atun

El último plato salado de la noche fue mi plato favorito. Contra todo pronóstico, porque yo soy más de carne que de pescado, pero es que este tataki de atún estaba espectacular. El atún era de buenísima calidad y se sirvió con una emulsión de aguacate y limón. A esto le añadimos un toque da sal Maldón roja. La presentación estaba muy cuidada y el sabor ni te cuento. El punto cítrico que le aporta la emulsión a este plato es lo que hizo que me enganchara.

Finalmente pasamos a los postres. Intentamos elegir pero al final siendo 5 comensales y habiendo 5 postres en carta ¿qué pensáis que hicimos? Pues lo normal, pedimos un postre de cada tipo y los probamos todos.

El bombón de chocolate fue mi favorito pero eso es porque soy una fanática de la nutella y este postre tenía unos ingredientes muy parecidos. Además tiene un ingrediente sorpresa que no diré. Cuando lo probéis, escribidme comentarios, si podéis, y me contáis qué os ha parecido.

postre bombon de chocolate  pan i oli con chocolate

El segundo postre es perfecto para los amantes del chocolate. El “Pan & Oli con chocolate” es como su propio nombre indica chocolate negro cremoso con pan tostado y aceite de oliva. Es su sencillez lo que más gusta de este postre y por supuesto el toque de salado que aporta el aceite y la pizca de sal Maldón que le ponen.

postre de gintonic  recuit de drap

A nuestro amigo Carlos el que más le gustó fue el postre de gin tonic. Las texturas son de gelatina y sorbete y la verdad es que el sabor está muy conseguido y es un postre fresco y ligero. Otro postre que se caracteriza por su frescura eso el recuit de drap. Se trata de un postre a base de mató (un tipo de queso parecido al requesón), acompañado de melocotón y coulis de frambuesa. Este es ideal para los que os gusten los postres a base de fruta y/o queso.

la tarta de eva

Finalmente probamos otro de mis favoritos, la tarta de Eva. Era una tarta a base de bizcocho de chocolate especiado acompañado de un sorbete. Un postre un pelín más tradicional que te teletransporta a la infancia, a los bizcochos caseros de la abuela.

En total nos tomamos la botella de vino, cervezas, aguas y refrescos, además de toda esta comida y la cuenta salió a unos 20€ por cabeza. Teniendo en cuenta la calidad de los ingredientes, el buen trato de los dueños y la originalidad de algunos de los platos yo creo que es un precio muy razonable. Además que sepáis que tienen un menú de mediodía por 12€ que es espectacular.

Espero que algún día os animéis a probarlo pero…shhh…¡Mantened el secreto!

Anuncios

Un pensamiento en “Restaurante Pan i Oli

  1. Pingback: Restaurante Zelai | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s