Restaurante Zaatar Vegetariano

Hace unas semanas conocí al dueño de este restaurante en un evento de Yelp y la verdad es que su concepto empresarial enseguida captó mi atención. Hablando y hablando le propuse pasarme un día por su restaurante para entrevistarle y degustar la comida vegetariana y vegana que sirven en Za’atar Vegetariano. El restaurante está muy bien ubicado, en Calle París entre Enric Granados y Balmes y la verdad es que merece la pena visitarlo, ni que sea por apoyar la causa de un pequeño restaurante ecológico que intenta seguir la filosofía del respeto y la sostenibilidad en todos sus aspectos: empresariales, gastronómicos y humanos.

Pues allí fui con mi amiga Teresa Blanco, vegana, titulada por la Escuela de Cocina Natural y Energética y autora del blog Kiri y Carla. Ahí pudimos visitar la cocina, conocer al equipo de Za’atar Vegetariano y entrevistar a Eli Kimmerling, fundador de la empresa Conscious Foods S.L. y dueño y gerente del restaurante.

Este interesante empresario ha vivido en la India, en México, en su Israel natal y ahora en España. Tiene amplia experiencia en restauración. Ha trabajado de camarero, de chef e incluso como gerente de alguna cadena de restaurantes. Lo que más me llamó la atención fue su experiencia en México donde montó un puesto de falafels en el estado de Jalisco. Eso sí, en vez de durum utilizaba la tortilla de harina mexicana y salsas tradicionales mexicanas. Obviamente hay que adaptar la cocina a los paladares locales respetando la esencia y la creatividad de cada restaurador. Eli hace ya 10 años que es vegetariano y, de hecho, es casi vegano. Le cuesta abandonar del todo el queso y sigue tomando huevos porque necesita el B12 y le resulta complicado incorporarlo a su dieta de otra forma. Obviamente consume huevos ecológicos y es que tal y como Eli afirma, siempre y cuando se traten bien a los animales, siempre y cuando se respete su vida y su bienestar, se puede tomar ciertas cosas de ellos formando así una relación de simbiosis, no de explotación.

Bueno pues tras esta pequeña introducción entramos en faena.

1) ¿Qué significa Za’atar? ¿Porqué elegiste este nombre?

“El za’atar es una hierba, una especie endémica del sur de Siria, de Líbano y del Norte de Israel. Es vulgarmente conocida como “el tomillo sirio” pero su sabor nada tiene que ver con el tomillo al que estamos acostumbrados en España. Se suele mezclar con sésamo y con sumac (o zumaque). Esta mezcla se usa para condimentar panes y quesos.” Eli recuerda comerla directamente “a palo seco” con pan y con falafel durante toda su infancia y adolescencia cuando vivía en Israel.

“El za’atar es muy difícil de encontrar en las tiendas en España. Quizás habrá un par de tiendas en toda España que vendan el auténtico za’atar. Nosotros lo traemos directamente de Jerusalén.”

hierba zaatar

2) ¿Por qué decidiste abrir un restaurante? 

“Mi motivación fue principalmente una motivación social. Creo que en la sociedad actual falta una mayor oferta de comida ecológica y sostenible”. Por eso se embarcó en este proyecto para intentar acercar este tipo de gastronomía al público general.

“Creo que es vital que la sociedad descubra la importancia de comer bien. Lo que comemos tiene un impacto directo en nuestro estado de ánimo y, aún más importante, en nuestra salud. Por eso debemos comer alimentos ecológicos, sin conservantes, ni aditivos, etc…”.

Yo estoy completamente de acuerdo con Eli. Y en teoría debería ser fácil comer alimentos de temporada y de proximidad pero la realidad no es así. La sociedad de consumo en la que vivimos, tristemente, nos pone trabas. Encontramos todo tipo de alimentos “exóticos” en nuestro supermercado local a buen precio y sin esfuerzo. Sin embargo, los productos de las pequeñas granjas ecológicas del Vallés hay que buscarlos bien para encontrarlos y además suelen estar a un precio elevadísimo.

restaurante zaatar vegetariano  restaurante zaatar interior

3) ¿Cuál es la filosofía de Za’atar?

“Ante todo tengo dos premisas en mente: el respeto y la sostenibilidad. Todo esto se refleja en la forma de llevar el restaurante. El 60% de la comida es ecológica y la mayoría de los productos y elementos del restaurante son biodegradables. Incluso obtengo la financiación de bancos responsables. Aunque aún no es posible apoyarse al 100% sólo con este tipo de bancos espero que así sea en un futuro próximo. Es el futuro”- asegura Eli.

Y continúa: “Yo abogo por la transparencia y respeto. Eso se nota en el trato al cliente e incluso en el precio. No por ser comida ecológica tiene que subir el precio de forma exponencial como suele ocurrir en otros establecimientos. Intento establecer un precio justo por la calidad de los alimentos que ofrecemos aunque esto suponga trabajar con un margen menor de beneficio. A cambio tengo la satisfacción de poder compartir y divulgar la cocina vegetariana y vegana sin ser elitista. Este tipo de cocina se hace más accesible y aporto mi granito de arena al medioambiente y a la creación de una sociedad sostenible”.

“Mi enfoque en el restaurante es muy “hands on”. Soy un jefe polivalente. Si hago falta en la sala, ahí estoy atendiendo a los clientes. De hecho esa parte me encanta. Me encanta el día a día en el restaurante, el trato directo y cercano con el cliente…Además intento inculcar que haya respeto entre los camareros y el cliente ya que a mi parecer el cliente siempre lleva la razón.

Incluso lidero con respeto hacia mi equipo. El trato es respetuoso y el sueldo también. De hecho estoy abierto a compartir parte de mi empresa con mi equipo. Siempre y cuando ellos demuestren un alto nivel de implicación y compromiso con la empresa, pueden asociarse.”

Su equipo lo forman un chef, dos cocineros (Manoj y Kumar a los que conocimos en persona), tres camareras y él en calidad de gerente, de camarero, de relaciones públicas y de lo que haga falta.

cocinero zaatar manoj  cocina zaatar vegetariano

cocinero zaatar kumar

5) ¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?

“Pues aunque llevamos sólo 5 meses abiertos como restaurante ya tenemos 2 encargos de catering”. “Lo que más me gusta de la faceta de catering de Za’atar Vegetariano”, afirma Eli, “es la sinergía que se crea entre la filosofía de nuestro restaurante y la de otras empresas que también cultivan la responsabilidad social corporativa”.

6) ¿Qué tipo de personas vienen a probar la cocina de vuestro restaurante? 

“El público es principalmente local. Sobre todo de las oficinas de alrededor. Al mediodía el restaurante está a tope . Llegamos a servir hasta 65 almuerzos cada día. También nos visitan residentes de la zona y residentes de otros barrios que vienen en busca de cocina vegetariana/vegana”.

7) ¿Qué acogida están teniendo vuestros zumos naturales?

“Los zumos gustan mucho pero además”- confiesa Eli- “yo personalmente soy un enamorado de los zumos de fruta. Allá donde voy si hay buenos zumos, siempre pido. Mi favorito es el de uva negra, remolacha, lima y pera.”

Cuando le preguntamos qué zumos son los más populares nos responde “No hay un zumo en concreto que sea el número uno porque proponemos el zumo según los gustos y las necesidades del cliente. En ese sentido la remolacha es buena para el hígado y para el tránsito intestinal. Además le da al zumo un gusto completamente inesperado y original que está teniendo bastante aceptación. Su sabor sorprende y para bien.” “Para los que necesitan energía o están buscando poder antioxidante recomiendo añadir un poco de spirulina”-continúa Eli-“y para subir la energía y las defensas no hay nada como un poco de ginseng o jengibre.”

fruta variada

Para concluir Eli nos cuenta: ” El zumo verde es muy popular. Está hecho con lechuga espinacas tomate pepino aguacate manzana y limón. Es casi como tomarse una ensalada licuada en un vaso. ¡Ah! Y otro con mucho tirón entre los comensales con paladares más dulces es el zumo de papaya, fresas y plátano”.

8) En Za’atar tenéis platos aptos para celíacos y para intolerantes a la lactosa. ¿Qué alternativas ofrecéis al trigo, a los lácteos y a la carne?

“El menú va variando según la temporada y como ya he dicho antes intentamos personalizarlo al máximo  según las necesidades del comensal.” “Para los que no pueden vivir sin carne recomiendo que prueben nuestros platos de seitán. Algunos platos como el Schnitzeltan son tan sabrosos que apenas si notas la diferencia entre el “schnitzel original” (con pollo) y este con seitán”.

Orgulloso, Eli añade- “para los intolerantes al trigo tenemos el pan sarraceno, que es un pan sin gluten. Lo hacemos aquí casero y está delicioso. A mí personalmente me gusta más incluso que el chapati (el pan que utilizamos para el “pan za’atar”). Las croquetas de mijo también tiene mucho éxito. Y para los veganos tenemos, entre otros manjares, una gran variedad de platos con tofu.”

10) ¿Cuáles son tus platos favoritos de Za’atar? 

“A mí me encanta la ensalada de canónigos, queso parmesano y pera. De plato fuerte el Schnitzeltan, del que estoy muy orgulloso ya que es plato de mi creación. Y si no el salteado de tofu con alga Arame y piñones.”

restaurante zaatar barra  restaurante zaatar

Bueno, después de esta extensa entrevista por fin pasamos a probar la comida. Por si os lo estabais preguntando, las influencias de su cocina son árabes, israelis y españolas. Podríamos decir que en esencia se trata de cocina mediterránea vegetariana y vegana.

Nos atendió Mari, andaluza como yo, y concretamente de Sánlucar. Una camarera encantadora, muy atenta y profesional. Ella nos obsequió con un chupito del zumo de remolacha, zanahoria, jengibre, naranja y limón. Después de ese probé el favorito de Eli, que también estaba muy bueno pero quizás le hubiera puesto un pelín menos de remolacha. La verdad que el de remolacha, zanahoria, jengibre, naranja y limón me conquistó. La combinación de estos sabores me encantó y sobre todo el toque de jengibre.

Después de probar los zumos nos llegó en pan za’atar que estaba recién hecho, calentito y ligeramente crujiente. El toque del za’atar fue lo que le daba algo de distinción de un pan rooti o chapati indio tradicional. Me gustó mucho.

zumo remolacha uva negra pera y lima  pan zaatar

A continuación llegó el entrante que compartimos Teresa y yo. Era la ensalada con queso de tofu, chucrut y aliño mostaza y frutos secos. Lo que más me gustó de esta ensalada fue el aliño y los frutos secos. El chucrut pensaba que sería más abundante y el tofu carecía de sabor. En general los ingredientes estaban frescos y la combinación de sabores era buena pero quizás me esperaba otra cosa.

Ensalada con queso de tofu, chucrut y aliño mostaza y frutos secos  Schnitzeltan con pure de patatas  Seitan con salsa de setas y almendra  postres zaatar

Todo quedo compensado con los siguientes platos. La verdad es que yo nunca había probado el seitán y me pareció que estaba muy bien cocinado y muy sabroso, tanto el del Schnitzeltan como el que iba servido con setas y salsa de almendras. La salsa de almendra y setas estaba deliciosa y el toque de la salsa romesco para acompañar el Schnitzeltan me gustó mucho.

Y finalmente llegó lo que más me sorprendió de la noche…los postres. Teniendo en cuenta que elegimos postres veganos (sin lácteos, ni huevo, etc…) no sabía qué esperar. Si bien ya había probado los deliciosos postres de Lujuria Vegana sabía que no podía comparar ya que Lujuria Vegana se especializa en pastelería y llevan ya varios años desarrollando unos postres de un sabor sin parangón. Pero, a pesar de tener ese listón tan alto, los postres de Za’atar nos gustaron mucho. La crema de café tenía una textura cremosa y sedosa y el toque de naranja le aportaba un toque de lo más original. Y el postre de Teresa, el pastel de algarroba y avellana era tan original que no sabía qué decir. No era como nada que hubiera probado antes. Estaba dulce pero no empalagoso y la textura era de lo más original. Tendréis que probarlo para saber de qué hablo.

crema de cafe  Pastel de algarroba y avellana

Pues así concluyo este larguísimo pero no sin antes invitados a probar cosas nuevas, a probar la cocina vegetariana, vegana, macrobiótica…pero sobre todo probad alimentos sanos, ecológicos y a ser posible de proximidad. Os invito a abrir vuestras mentes porque estoy segura de que muchas cosas que no habéis probado aún os sorprenderán y, ¿quién sabe? Quizás os animéis a cambiar ciertos hábitos nocivos para tu cuerpo en pos de una nutrición más sana (¡sin olvidarse de lo caprichos!).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s