Manjar blanco de calabacín

A mí siempre me ha gustado cocinar con carne picada. Es muy versátil y casa bien con multitud de salsas. En este caso he utilizado carne picada de pollo. Suelo comprar las pechugas y picarlas yo misma en casa. Normalmente me gusta hacer pimientos o berenjenas rellenas pero esta vez decidí utilizar calabacín. Creo que últimamente se está convirtiendo en una de mis verduras favoritas.

Este plato está inspirado en el plato “Manjar blanco” del Bar la Duquesita. Desde que probé este plato quise replicarlo en casa. En este caso estoy haciendo una versión muchísimo más light para adecuarla a mi dieta macrobiótica habitual. Espero que os guste.

Ingredientes:

– 2 Calabacines grandes

– 1 y 1/2 cebollas

– 2 Pechugas de pollo

– 100ml de nata

– 1/2 vaso de leche

– 1 hoja de laurel

– 50 gr. de almendras crudas

– 1/2 vaso de vino blanco seco

– 1 1/2 cucharadita de nuez moscada

– 1 cucharadita de tomillo

– Sal y pimienta

-Aceite de oliva

– Miel

Yo lo primero que hice fue picar la carne con mi robot de cocina. Siempre podéis pedir que os la piquen en la carnicería y os ahorraréis ese trabajo. A continuación toca preparar los calabacines. Lávalos bien, quítales la parte superior (el tallo) y córtalas por la mitad (transversalmente).

carne picada de pollo  calabacines  calabacines partidos por la mitad  quitando pulpa calabacin

Para quitarles la pulpa yo he utilizado un cuchillo de mano (uno de los pequeños). Haz una incisión con mucho cuidado en todo el perfil del calabacín. A continuación divide la carne del calabacín en varios trozos para que sea más fácil retirarla. Yo me ayudé del cuchillo de mano y de una cuchara. Una vez retirada toda la carne de los calabacines preparamos el relleno.

calabacines sin pulpa  cebolla y ajos  cebolla picada y ajos  pulpa calabacin picada

Para el relleno pica una cebolla y dos dientes de ajo. Pica también la carne del calabacín. A mí me gusta que la cebolla esté muy picadita para que durante la cocción quede prácticamente deshecha y forme parte del jugo o salsa de cocción.

 

Coge una olla antiadherente y vierte un poco de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente echa la cebolla y el ajo picados. Cuando la cebolla esté traslúcida añade el calabacín.

calabacin y cebolla  añadimos carne  carne con nuez moscada  relleno calabacin

Saltéalo todo y cuando el calabacín ya esté prácticamente hecho añade el pollo.

Cuando el pollo esté a medio hacer incorpora el tomillo, la nuez moscada y el vino blanco. Mézclalo todo bien y trabaja bien la carne con la cuchara de madera para que la carne quede lo más suelta posible.

Mientras el relleno se termina de hacer ponte con la salsa de almendras. Esta es la salsa que utilizan para aderezar el “Manjar blanco” en los bares de Sevilla (como la mítica Taberna Coloniales). El manjar blanco es parecido a un flamenquín. Se trata de solomillo de cerdo relleno de queso y jamón serrano y bañado en salsa de almendras. Desde que probé esa salsa quise hacerla y, sinceramente, no es tan difícil de replicar en casa.

almendras y cebolla  cebolla picada y ajos  almendras  almendras fritas

 

Lo primero que tienes que hacer es pelar y picar media cebolla. A continuación fríe las almendras. Cuando estén fritas, retíralas de la sartén y resérvalas. En la misma sartén rehoga la cebolla. Cuando ya esté pochada, incorpora las almendras y vierte la nata. Deja que se vaya haciendo a fuego medio hasta que espese.

almendras y cebolla pochada  salsa blanca  salsa almendras

 

Una vez que la salsa haya espesado tritúrala en un robot de cocina o con la batidora. Quizás te pase como a mí que me quedó demasiado espesa. Si este es el caso, añádele un poco más de leche cuando le vayas a dar un último toque de calor en la sartén (justo antes de servir los calabacines rellenos).

salsa blanca almendras  salsa de almendras  salsa manjar blanco  salsa calabacines

 

Cuando la carne del relleno esté lista engrasa una bandeja de horno con un poco de aceite de oliva y coloca ahí los calabacines. Espolvorea un poco de sal y una pizca de aceite sobre ellos antes de rellenarlos. Llénalos bien con la carne y deja que se hagan en el horno, previamente precalentado a 180ºC. La idea es que la piel del calabacín, que nos sirve de recipiente, quede hecha, o al menos al dente, para poder comerla. En este caso tardó unos 15 minutos.

calabacines al horno  calabacines rellenos al horno  calabacines rellenos

Cuando estén hechos los calabacines ya sólo queda servirlos en un plato con abundante salsa de almendras por encima y un chorrito de miel. ¡Que aproveche!

manjar blanco de calabacin

Anuncios

4 pensamientos en “Manjar blanco de calabacín

    • 🙂 Sí que estaba rico, Blanca. En la próxima quedada de primos vamos a tener que hacer cena degustación, con tanto chef en la familia, ¿no crees? ¡Qué lujo! Pd- Y después un par de clases de zumba para quemarlo todo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s