Restaurante La Cuina del Uriboú

Os hago partícipes de mi último descubrimiento en materia de restaurantes japoneses. Aunque honestamente el mérito en este caso no es mío sino de José Ignacio, mi Sr. Suegro, que para darnos una sorpresa al repostero caprichoso y a mí, hizo una investigación exhaustiva y nos invitó a esta experiencia gastronómica de lo más auténtica. Este restaurante, la Cuina del Uriboú, se caracteriza por su divertida mascota, un jabato de lo más cuco, y por su cocinero, un japonés que vino a España para aprender los secretos de nuestra gastronomía. La idea original era hacer partícipe de nuestra cocina a sus compatriotas japoneses. Sin embargo nunca volvió a su madre patria. Los rumores dicen que se quedó por amor aunque quizás sea más bien una decisión empresarial. Imagino que al ver la alta demanda de gastronomía japonesa en Barcelona decidió que sus artes culinarias tendrían mucha mejor salida aquí así que se quedó.

restaurante japones  cuina uribou interior place setting  mascota del restaurante

Este restaurante es relativamente pequeño y discreto. Hasta su ubicación es discreta, en el barrio de Les Corts, en una calle sin gran trascendencia. Sin embargo la cocina del Uriboú sí es trascendente. Tanto que si no haces una reserva previa, olvídate de cenar allí, al menos en fin de semana. La carta está en castellano y japonés y habitualmente puedes ver a japoneses cenando allí. La carta y las sugerencias del día combinan la cocina tradicional japonesa con los productos y gustos locales. Como demuestran los platos de corvina o el sushi de salmón ahumado. Nosotros nos encaprichamos de algunos platos y nos dejamos asesorar para otros. Es importante mencionar que el servicio en este restaurante es muy correcto. Supongo que siguiendo la cultura japonesa los camareros son respetuosos de sus comensales y sus gustos y muy serviciales. Y conocen bien los platos para poder asesorarte bien. Así es más difícil dar un paso en falso y elegir algo que quizás no es bien lo que esperabas. Nosotros comenzamos con la tempura de takoyaki. Eran una especie de croquetas hechas con fécula de patata, pulpo y jengibre. Un bocado delicioso que se derrite en tu boca. El jengibre no eclipsa el sabor del pulpo y la mezcla de texturas es interesante. Nos gustó tanto que repetimos. También probamos la tempura de alcachofas y langostinos. Se sirve con sal de té verde, que me pareció de los más original. El sabor me recordó a las tortillitas de camarones típicas de las costas andaluzas. La alcachofa estaba en su punto en cuanto a su cocción y sabor. Una tempura de lo más original.

tempura de takoyaki  tempura de alcachofas y langostinos

Después probamos el sashimi (pescado crudo). ¿Quién me iba a decir a mí que iba a comer pescado crudo, sin arroz ni nada? Cada día me sorprendo más a mí misma, teniendo en cuenta que el pescado no es santo de mi devoción. Pero en la vida hay que probarlo todo y el camarero nos aseguró que este sashimi de Shu-Toro está considerado por los japoneses como un plato de lo más gourmet, una delicatessen. Así que no pudimos resistirnos. Se trata de la parte menos grasa de la ventresca del atún rojo. El pescado era de gran calidad y el corte era sin duda digno de un experto. La textura era fresca, suave…El atún prácticamente se deshacía en tu boca. Perfecto para los amantes del atún. Otro plato de corte impecable fue el sashiviche de corvina, mitad sashimi, mitad ceviche. Era la primera vez que probaba la corvina cruda y tenía mis dudas pero el corte tan fino combinado con el marinado del ceviche hizo que cambiara de opinión. Hasta repetí. Me recordó a mi luna de miel en la Riviera Maya. Una perfecta fusión entre la cocina japonesa y la mexicana. sashimi de shu toro  sashiviche de corvina

A continuación pasamos a probar los niguiris y los makis. A mí no me llamaba especialmente la atención el niguiri de salmón ahumado pero el repostero, haciendo honor a su nombre, se encaprichó de este plato y lo probamos. El salmón ahumado era casero y se servía con nabo rallado, ponzu y una pizca de wasabi. Fue la combinación de este salmón de la más alta calidad con el resto de estos exóticos ingredientes lo que convirtió a este niguiri en un plato redondo, armonioso y especial. Una sorpresa, desde luego.

nigiri de salmón ahumado casero  tataki de salmon picante

También probamos el uramaki de atún picante y de tataki de salmón (también picante). Ambos deliciosos aunque si tuviera que repetir, repetiría sólo del de salmón. En este restaurante prefiero tomar el atún en otros formatos. Dejaré los rollitos de spicy tuna para el Nomo, donde son una de sus especialidades.

spicy tuna uramaki  cava montjuic Acompañamos esta suculenta cena con agua y dos botellas de cava que curiosamente resultó ser un maridaje perfecto, contra todo pronóstico. De postre, probamos el sorbete de limón y jengibre (¡cómo se nota que nos pierde el jengibre!) y el tiramisú de té verde. Este último plato me teletransportó a Japón, sobre todo porque se servía con un topping de alubias rojas, típicas de la repostería japonesa.

tiramisu de te verde  sorbete de lima y jengibre

Recuerdo cuando fui a Japón con mi amiga Shannon. Tenía 17 años y estuvimos allí 3 semanas. Al cabo de una semana sin encontrar chocolate vi un pastelito relleno de algo que no podía ser otra cosa que mi ansiado cacao. ¡Error! Se trataba de pasta de alubia roja. Me hubiera encantado que alguien hubiera grabado un vídeo de mi cara cuando probé este pastelito por primera vez. JAJAJAJA. Asombro, decepción total y cierta curiosidad por ese nuevo sabor que acababa de descubrir. Poco a poco aprendí a apreciar este ingrediente en el dulce y ahora hasta lo echo de menos. Este tiramisú es sin duda un postre cremoso, digestivo y original. Os animo a probarlo.

Y sin duda os invito a que probéis este restaurante. Yo volveré seguro porque hay varios platos que me quedé con ganas de probar, como la ternera ahumada o los fideos soba con ternera picada picante, un plato que se sirve frío, casi helado.

La cuenta de esta cena para cuatro ascendió a 135€ que, teniendo en cuenta la calidad y la cantidad de comida y la bebida me pareció bastante razonable. Si alguna vez vais, dejadme un comentario con cual fue vuestro plato favorito por favor. Siento mucha curiosidad. ¡Buenas noches y buen provecho!

Anuncios

Un pensamiento en “Restaurante La Cuina del Uriboú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s