Naturaleza y gastronomía en el Pirineo catalán

Este verano lo he pasado 100% en familia y disfrutando de mi región adoptiva, Cataluña. Primero vinieron a verme mi hermano, mi cuñada y mi sobrino. Más tarde se unieron mis padres. Y cuando éstos regresaron a Londres y a Sevilla respectivamente, vinieron mis primas Julia y Adriana.

Cada visita fue un gran regalo para nosotros. Primero mi hermano y compañía, a quienes esperaba como agua de mayo desde hace años. Por fin los astros se alinearon y pudieron pasar ni más ni menos que diez maravillosos días con nosotros. Como mi delicioso sobrinillo tiene menos de 4 años nuestros planes no eran tan ambiciosos como de costumbre. Pasamos un día en Figueras donde visitamos el Museo Dalí. También fuimos un día a Tossa de Mar donde  pasamos un estupendo día de playa y arroz marinero.

sagrada familia  vidrieras sagrada familia

museo dali  arroz marinero

Pero  sobre todo disfrutamos de Barcelona, ya que Yuan, mi cuñada, no había estado nunca aquí así que visitamos lo esencial: paseo de gracia con las casas de Gaudí, la Boquería, la Sagrada Familia, las fiestas de Gracia…Y numerosos bares y restaurantes para que se hicieran una idea del panorama gastronómico de mi ciudad.

fruta boqueria  chuches boqueria

Tras la primera semana de turisteo llegaron mis padres. Habíamos alquilado un apartamento en Camprodón para pasar unos días en familia. Nunca habíamos estado en esa zona y la verdad es que nos cautivó. Tanto su gran riqueza natural como arquitectónica y gastronómica. Desde luego es un destino que repetiré. No me refiero únicamente a Camprodón sino a toda la zona del pirineo geronés.

naturaleza  pirineos

IMG_9131  zorro

Después de pasar el primer día de camino y descubriendo el pueblo de Camprodón al día siguiente nos dimos la típica paliza familiar…Fuimos al parque Molló donde puedes ver todos los animales  típicos de la zona. Allí pude tocar y dar de comer a una familia de marmotas. Fue un momento muy especial que me hizo sentirme niña de nuevo.

Seguidamente fuimos a Olot donde decidimos que nos pararíamos a comer. No habíamos hecho ninguna investigación sobre los restaurantes de la zona así que sobre la marcha consultamos las valoraciones de Google y de Yelp y encontramos el restaurante la Quinta Justa. El edificio en sí ya es precioso. tiene varias habitaciones “privadas” para comer en plan íntimo con la familia, los amigos o incluso para alguna cena de empresa. Todo desde el patio con jardín hasta la decoración estaba pensado con sumo gusto.

En cuanto a la comida tienen la carta y distintos tipos de menú: un menú degustación, un menú de cocina de mercado y el que llaman menú sinfónico. La verdad es que estábamos tan hambrientos que se me olvidó hasta preguntar el por qué le llaman menú sinfónico pero en cualquier caso este fue el que tomamos todos.

crema de esparragos trigueros con butifarra y chips de alcachofa  arroz meloso con setas

ensalada con queso de cabra, fresas y frutos secos  tortelini rellenos de ceps

Quedamos sorprendidos de lo sabrosos que estaban todos los platos y sobre todo de la generosidad en las porciones. Mi padre y Yuan se pidieron el arroz meloso con verduras y setas porcini. A mi padre no le gusta mucho el queso y cuando lo probó vio que era más bien un risotto así que él y mi madre intercambiaron sus platos. Yo, sinceramente, me podría haber comido cualquiera de los platos que se pidieron porque los probé todos y estaban deliciosos. La ensalada de mi hermano era copiosa y muy fresca. Me gustó el toque de los frutos secos bañados en miel y como combinaba con el queso de cabra, las pasas y las fresas. El aliño con vinagre balsámico lo redondeaba todo. Un clásico  que no defraudó. Otro clásico fue la pasta casera rellena de ceps (setas porcini) que se pidieron el repostero caprichoso y mi madre. Es que esta zona es zona de setas y no sé por qué pero es como si las setas se hubieran hecho para comerlas con pasta, con queso, con nata…Ñam, ñam.

ternera guisada  dorada al horno

Por último mi entrante, que fue una crema de espárragos trigueros con crujiente de butifarra negra. ¡Menuda sorpresa! Nunca había probado algo así. Sencillo pero una combinación nueva para mí. Una de mis verduras favoritas, los trigueros, en crema de textura suave y sedosa, coronado por trocitos de butifarra crujiente. Todos los ingredientes son de la zona y los han sabido maridar de forma hábil. La combinación funciona y pienso probarla en casa.

De plato fuerte todas las mujeres nos pedimos la dorada al horno y los hombres se tomaron la ternera con una clásica salsa hecha con el jugo de la carne reducido con vino tinto. La carne estaba realmente tierna. Se deshacía en la boca. Y  al tomarla con el puré de patatas te sentías como comiendo un plato de la abuelita. Una elección casera, tradicional y reconfortante.

Helado de biscuit con chocolate caliente  tatin de manzana  brownie con helado de menta

Por ultimo tomamos los postres.  El repostero caprichoso y mi hermano se tomaron esa pirámide dorada que veis arriba. Se trata de helado de crema catalana que servían con una jarrita de chocolate caliente con el que regar el postre a tu gusto. Estaba muy rico y el brownie que yo me pedí también. Me lo pedí principalmente porque venía con helado de menta casero. Estaba bueno pero no sé por que, me esperaba más. Lo que más nos gustó a todos sin dudarlo es el tatin de manzana que se pidió mi madre. Estaba caliente, con la base crujiente y la manzana realmente suave, caliente y especiada. De textura perfecta y de sabor aún más perfecta.

Teniendo en cuenta la calidad y la cantidad de la comida, la bonita presentación, la buena atención de los camareros y el precioso entorno y ambiente del local, es un sitio al que me gustaría volver si estuviera de nuevo por la zona. De precio era como en Barcelona, unos 20€ por persona, incluyendo bebidas. No está nada mal.

En próximos posts compartiré con vosotros mis últimos dos días de vacaciones gastronómicas con mi familia en el Pirineo catalán. Espero que os anime a visitar la zona porque, realmente, es espectacular.

Anuncios

Un pensamiento en “Naturaleza y gastronomía en el Pirineo catalán

  1. Pingback: Naturaleza y gastronomía en el Pirineo catalán (segunda parte) | Recetas, sabores y pasiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s