Bacalao al pil pil

Últimamente mi blog está irreconocible. Con tanta receta capricho…y también mucho pescado y marisco. Nada habitual en mí. Pero ya sabéis que cuando el repostero caprichoso o yo damos con un plato que nos gusta, sea fácil o difícil, clásico o 100% original, tenemos que compartirlo. Y curiosamente últimamente no estamos siendo demasiado sanos. Pero es que parece que el verano no se acaba. Al menos yo no paro de agasajarme a mí misma y a mis amigos con mil y un encuentros gastronómicos, escapadas gourmet, etc…Y así no hay quien pierda peso…

En breve voy a retomar mi serie de recetas sanas porque la verdad es que desde el verano estoy con unos kilitos de más que no me gustan nada. Y mientras tanto, pues os voy haciendo partícipes de mis “excesos culinarios”. Y si no, ya veréis mi próximo post sobre mi escapada a Valencia…Se os hará la boca agua y entenderéis lo de los kilos de más.

En este caso no considero que este plato sea insano, ni mucho menos. Al contrario, creo que es una buena forma de retomar los sanos hábitos de comer más pescado y verdura y no tanto frito, tanta carne y tanto embutido…Os animo a hacerlo en casa ya que es una receta  muy sencilla. Eso sí, tiene su aquel en cuanto a la técnica. Yo creo que en la cocina, como en tantas cosas, el éxito se consigue con la práctica así que si no se os queda el punto perfecto a la primera, segued intentándolo porque seguro que en breve os saldrá de 10.

Ingredientes:

– 2 dientes de ajo

– Aceite de oliva extra virgen

– 1 guindilla (opcional)

– 3 ó 4 lomos de bacalao

Tiempo de preparación:

Receta para 2 personas 

Esta receta es del repostero caprichoso que, a su vez, la aprendió de su padre. Como os comentaba no tiene mucha complicación en cuanto a variedad de ingredientes pero sí que hay que darle mucho mimo y atención para conseguir un buen resultado. Así que, ¡atención!

ajos guindilla  ajo laminado

Lo primero que debes hacer es pelar los ajos, quitarles la parte central y laminarlos. En una sartén antiadherente, vierte abundante aceite y dora los ajos junto con la guindilla. Cuidado con el aceite. Si está demasiado caliente, los ajos se quemarán y arruinarán el sabor del aceite.

dorando ajo  ajos dorados

lomos bacalao  bacalao en aceite

Cuando los ajos estén dorados, retíralos del aceite al mismo tiempo que la guindilla y resérvalos. En esa misma sartén Baja el fuego al mínimo y cuando ya no esté tan caliente el aceite añade los lomos de bacalao. Es importante que la parte de la piel sea la que esté tocando el aceite. Así que la parte blanca quedaría hacia arriba.

Verás cómo rápidamente el bacalao va soltando su grasa y salen pequeñas bolitas blancas en el aceite. Desde que veas las primeras bolitas empieza a mover la sartén en movimientos circulares. De esa forma esa grasa y el aceite se van mezclando. Es como si emulsionaras el aceite y la grasa del bacalao. Recuerda un poco a la técnica del alioli porque es un esfuerzo sostenido.

emulsionando aceite  emulsion bacalao

haciendo bacalao   salsa pil pil

Hay que hacer el bacalao poco a poco, a fuego lento y sin parar de mover la sartén. Para conseguir la textura de emulsión sin que el bacalao se haga demasiado hay que ir jugando. Es decir, ir sacando la sartén del fuego, siempre sin dejar de mover. Puedes apoyarte sobre una tabla de madera para estas “pausas en frío”. Así no te cansarás tanto de sostener la sartén en el aire mientras la mueves. Este proceso de poner y sacar la sartén del fuego sin parar de “menear” puede durar unos 20 min.

espesando bacalao

Cuando veas que la salsa ha espesado y que tiene esa consistencia como de alioli es que el plato está en su punto. No hace falta aderezar este plato con sal porque como sabéis el bacalao de por sí ya es muy salado. De hecho es importante que os aseguréis que el bacalao que compréis ya esté desalado. Por norma general suele ser siempre así.

A la hora de emplatar tan solo tienes que preparer una cama con la emulsión de ajo, colocar los lomos encima y espolvorar las láminas de ajo doradito que hiciste al principio sobre el pescado. Puedes acompañar este plato de una ensalada de pimientos asados, o bien de unas buenas patatas fritas o de calabacín a la plancha, si quieres ser más sano.

bacalao al pil pil

¡A comer!

 

Anuncios

2 pensamientos en “Bacalao al pil pil

  1. Que bueno está el bacalao!. Al pil pil o como sea. Por cierto, tenía entendido que lo que el bacalao suelta no es grasa, sino gelatina… De ahí que se espese la salsa. El bacalao, por suerte, no tiene grasa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s