Si te gusta la gastronomía, salva a las abejas

Hace unos meses vi un documental en TVE2 que no me dejó indiferente. Hasta entonces no me había parado a pensar en algo aparentemente tan insignificante como los insectos. Pero cuando te enteras de que 3/4 partes de todas las plantas dependen de los insectos polinizadores empiezan a preocuparte los rumores de que las abejas están en peligro.

El 80% de la polinización llevada a cabo en nuestro planeta depende de las abejas melíferas. Una única colmena puede polinizar hasta 300 millones de flores cada día.  Así que con que una sóla colmena desaparezca, el impacto ya se hace notar.

Honeybee_landing_on_milkthistle02

Una primavera sin flores y un verano sin fruta

Si bien es verdad que el grano se poliniza gracias al viento, los productos agrícolas más sanos y deliciosos dependen de la polinización de las abejas (ej. las frutas, los frutos secos, las verduras…). ¿Os imagináis un mundo sin fruta y verdura? Como amante de la gastronomía saludable este pensamiento me aterroriza. Abajo tenéis una ilustración sencilla de Greenpeace que sirve para plasmar a golpe de vista el impacto que tendría en nuestra alimentación un mundo sin abejas.

Screenshot_040215_034017_PM

CDC: el síndrome de colapso de la colonia

A los que nunca hayáis oído hablar del tema, os sorprenderá saber que en los últimos años los apicultores han dado la voz de alerta al descubrir que cada vez con más frecuencia colonias enteras desaparecen de la noche a la mañana sin dejar rastro. Esto está ocurriendo a más de un millón de colonias cada año, casi un tercio de todas las colonias comerciales, según los expertos entrevistados en el documental que incluyo más abajo.

Se abandona a la abeja reina en la colmena quien, incapaz de buscar alimento, muere de hambre. Las abejas parece que salen a buscar alimento y nunca regresan.

sunflowers-kristian-kretschmann

¿Por qué desaparecen las abejas?

En el pasado se pensaba que podía ser a causa de alguna enfermedad contagiosa, o bien el efecto de los repetidores de teléfono, cuyas ondas podrían desorientar a las abejas obreras. Sin embargo cada vez hay más estudios que demuestran que la principal razón por la que sucede el CDC es por los pesticidas.

Los productos químicos que se utilizan en los cultivos para tratar las plagas están afectando a las abejas. Productos como los neonicotinoides que son absorbidos por las plantas de forma que cuando las abejas acuden a ellas a buscar alimento se ven afectadas. Estos pesticidas afectan el sistema nervioso de las abejas y las desorientan de forma que éstas pierden su habilidad para regresar a la colmena.

Greenpeace ha llevado a cabo diversos estudios entre los que destacan el análisis del polen que recolectan las abejas obreras y encontramos que más de dos tercios estaba contaminado con un máximo de 17 productos químicos tóxicos diferentes en una misma muestra.

2014-11-19-bees

En la Unión Europea se han tomado ya algunos pasos para prohibir algunos pesticidas nocivos para las abejas, como podréis leer aquí. Y es que también es una decisión económica. Se ha valorado que la contribución anual de estos polinizadores a la agricultura europea en más de 22.000 millones de euros.

Sin embargo, si de verdad queremos conservarlas y con ello proteger nuestros ecosistemas y la biodiversidad, se deben tomar más medidas. Ya que las abejas no sólo están desapareciendo por el síndrome de CDC. También hay que tener en cuenta factores como el cambio climático y, sobre todo, el deterioro de hábitat natural de las abejas.

El negocio de las abejas

Vivimos en un mundo globalizado en el que hay demanda de todo tipo de fruta y verdura durante todo el año, independientemente de la temporada o de si se trata de una variedad autóctona o no.

Como consecuencia la agricultura industrial ha optado por cultivos de sólo una variedad. Este tipo de monocultivos está privando a los polarizadores de diversidad en su alimentación. Donde antes había un campo con diversas flores y plantas ahora sólo hay maíz, por ejemplo. Y eso sin hablar de los cultivos de plantas genéticamente modificadas.

Honey_bee_(Apis_mellifera)

Como consecuencia de estas prácticas muchas especies de abejas silvestres ya se han extinguido y se ha observado que el sistema inmunológico de las abejas que aún existen se está resintiendo. De hecho su esperanza de vida se está reduciendo.

Y, sin embargo, curiosamente, la agricultura sigue necesitando que las abejas polinicen sus campos así que recurren a abejas comerciales. Estas abejas son criadas en laboratorios (o granjas industriales) donde les dan de comer un sirope de maíz con alto contenido en fructosa en vez de néctar natural de planta. A las abejas reinas se las insemina artificialmente para aumentar su fertilidad, lo cual merma la diversidad genética de las abejas.

Además cuando llega la temporada alta las venden y transportan a distintas partes del mundo, recorriendo grandes distancias. Una vez que la época de floración termina, normalmente estas colmenas artificiales no se cuidan y mantienen para la siguiente temporada sino que se deshacen de ellas.

 Soluciones: pasar a la acción

Para los grupos ecologistas y para los apicultores sostenibles las soluciones están claras. Ellos proponen:

1- Que se prohíban los pesticidas que son tóxicos para las abejas, comenzando por la sustancias más peligrosas (e.j. imidacloprid, tiametoxam, clotianidina, fipronil, clorpirifos, cipermetrin y deltametrin).

2- Que se proteja a los polinizadores mejorando la conservación de sus habitats naturales y seminaturales en las explotaciones agrícolas y sus alrededores. Por ejemplo aumentando la biodiversidad en los campos de cultivo.

3- Que se promueva la agricultura ecológica frente a la industrial. Los gobiernos podrían activamente incentivar el I+D de prácticas agrícolas que se basen en el respeto de la biodiversidad y en la mejora de la salud del ecosistema. Y por supuesto subvencionar a aquellos agricultores que ya estén llevando a cabo este tipo de prácticas.

posadadelvalle

A todos los que habéis tenido la paciencia y el interés de leer este largo artículo os pido que dediquéis 2 minutos para apuntaros a esta iniciativa de Greenpeace.  Es gratis y es lo mínimo que podemos hacer. También está en tu mano consumir productos de temporada y ecológicos, si tu bolsillo te lo permite.

¡Recuerda, todo cuenta!

Fuentes:

Reuters

Greenpeace USA

Greenpeace España

Slow Food

RTVE

Abc

Vídeos:

“La Noche Temática” TVE2

National Geographic – El silencio de las abejas

https://www.youtube.com/watch?v=WfHtI8eulag

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s